Brasil: cae otro ministro por trama de Petrobras | América Latina | DW | 16.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Brasil: cae otro ministro por trama de Petrobras

El encargado de la cartera de Turismo, Henrique Eduardo Alves, dimitió un día después de que se le emencionara como involucrado en el escándalo de corrupción en Petrobras.

El ministro de Turismo de Brasil, Henrique Eduardo Alves, renunció hoy a su cargo tras ser denunciado por corrupción, informaron medios locales.

Alves es el tercer ministro del Gobierno del presidente en ejercicio, Michel Temer, que se ve forzado a renunciar por denuncias de corrupción vinculadas al ente estatal Petrobras y/o al de su subsidiaria Transpetro.

En este caso, el titular de la cartera encargada de recibir a millares de turistas, atletas y delegaciones que llegarán a Río de Janeiro en agosto para los Juegos Olímpicos fue acusado de recibir sobornos a través de un esquema ilegal montado en Transpetro.

Las acusaciones contra el correligionario de Temer en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) fueron realizadas por el ex presidente de la subsidiaria, Sérgio Machado, también del PMDB.

El ex funcionario, quien presidió la estatal entre 2003 y 2014, dijo que Alves recibió unos 1,55 millones de reales (unos 442.800 millones de dólares) en sobornos.

Anteriormente renunciaron a sus respectivos cargos los ministros de Planificación Romero Jucá y de Transparencia, Fiscalización y Contralor Fabiano Silveira.

Los esquemas de corrupción que funcionaron en ambas estatales consistían en una confabulación entre altos funcionarios de esos entes, colocados estratégicamente allí por los partidos políticos que ostentan el poder; las principales constructoras nacionales; y los líderes partidarios.

Contratos inflados

Las empresas obtenían contratos inflados con los entes a través de licitaciones fraudulentas y el pago sistemático de sobornos a los políticos. Muchos de esos pagos se realizaron mediante donaciones oficiales a sus respectivas campañas electorales, lo que dificulta la obtención de pruebas que demuestren que los fondos tienen origen ilícito.

Machado está denunciado formalmente por su participación en el esquema de corrupción en Transpetro y firmó un acuerdo de colaboración con los investigadores.

Como prueba de su delación, grabó a varios políticos del PMDB tramando un acuerdo nacional para frenar las investigaciones en las que están implicados. Entre otros, Machado grabó a Jucá, al presidente del Senado, Renan Calheiros, y al ex presidente José Sarney (1985-1990).

Machado también citó el miércoles al presidente Temer, a quien acusó de haberle pedido fondos desviados de Transpetro para la campaña electoral del candidato del PMDB a la alcaldía de Sao Paulo, Gabriel Chalita.

Fue la primera vez que Temer se vio involucrado directamente en una denuncia por corrupción. El presidente en funciones negó rotundamente la acusación, a la que calificó de "liviana" y "criminal".

EL(efe, reuters)

DW recomienda