Brasil aprueba uso de la vacuna de Pfizer a gran escala | Brasil en DW | DW | 23.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Brasil

Brasil aprueba uso de la vacuna de Pfizer a gran escala

Según el regulador sanitario brasileño, se trata del "primer registro de vacuna contra el covid-19, para uso amplio, de las Américas".

El regulador sanitario brasileño, Anvisa, autorizó este martes (23.02.2021) el uso a gran escala de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el coronavirus, aunque el inmunizante no está todavía disponible en el segundo país con más muertos por el coronavirus. 

Brasil está realizando su campaña de vacunación con la CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, y con la producida por Oxford/AstraZeneca, ambas aprobadas por Anvisa sólo para uso de emergencia.

El regulador sanitario agregó que la vacuna desarrollada por el laboratorio estadounidense Pfizer con el alemán BioNTech "tuvo su seguridad, calidad y eficacia medidas y comprobadas".

Autorización final

En Brasil, esta autorización final permite el uso de la vacuna para toda la población y la comercialización de las dosis. La autorización de emergencia solo se refiere a la vacunación de ciertos grupos definidos como prioritarios.

"Esperamos que otras vacunas estén en breve siendo evaluadas y aprobadas", agregó Anvisa.    

La vacuna de Pfizer/BioNTech, la primera aprobada contra el covid-19 en Occidente, a finales de 2020, tiene autorizado el uso de emergencia en Estados Unidos. Pero puede usarse para toda la población, a excepción de los menores de 16 años.

La aprobación definitiva en Brasil se da en momentos en que el segundo país más golpeado por el coronavirus, con 247.000 muertos, vive una dramática segunda ola de la pandemia, con una media de más de 1.000 fallecidos diarios desde hace semanas y una lenta campaña de vacunación.

Tensa negociación con Pfizer/BioNTech

El gobierno del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro lleva negociando desde el año pasado con Pfizer la compra de decenas de millones de dosis, pero las tratativas están trabadas por la exigencia de que la farmacéutica quede exenta de responsabilidad en relación a eventuales efectos colaterales.

En diciembre, Bolsonaro, un escéptico del coronavirus con una gestión de la pandemia muy cuestionada, bromeó con la cláusula al insinuar que Pfizer/BioNTech no querían ser responsabilizados si su vacuna convierte a los vacunados en "cocodrilos".

Al revés de lo que ocurre con la CoronaVac y la producida por Oxford/AstraZeneca, las negociaciones no incluyen intercambio de tecnología, por lo que no podrá ser fabricada en Brasil.

La vacuna de Pfizer utiliza la tecnología de ARN mensajero y muestra una muy alta tasa de eficacia (95%).

Más de seis millones de personas han sido vacunadas en Brasil, lo que corresponde al 2,8% de los 212 millones de habitantes, hasta ahora.

rml (afp, UOL Notícias)

DW recomienda