Bolsonaro: periodista Glenn Greenwald podría ″ir preso en Brasil″ | Brasil en DW | DW | 28.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Brasil

Bolsonaro: periodista Glenn Greenwald podría "ir preso en Brasil"

Los comentarios del mandatario fueron condenados por la oposición y por asociaciones de periodistas, que lo tacharon de "grave agresión a la libertad de expresión".

Una ola de indignación se desató este sábado (27.07.2019) en Brasil después de que el presidente del país, Jair Bolsonaro, dijera que el periodista estadounidense Glenn Greenwald  "tal vez sea preso" por las filtraciones publicadas en el portal The Intercept.

Greenwald, que vive en Río de Janeiro con su esposo brasileño y dos hijos adoptados, es cofundador del medio The Intercept. Ese sitio web de investigación publicó chats filtrados que muestran que el ministro de Justicia y exjuez Sergio Moro conspiró para mantener al expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva alejado de las elecciones presidenciales de 2018, finalmente ganadas por Bolsonaro.

Tras describir a Greenwald como un "tramposo", Bolsonaro dijo que el periodista no sería expulsado de Brasil en virtud de un decreto emitido por Moro el viernes que permite la deportación de extranjeros considerados peligrosos.

"No será expulsado"

El decreto no tiene "nada que ver" con Greenwald, dijo de acuerdo a la prensa brasileña Bolsonaro, que también se refirió a que el periodista está casado "con otro hombre y ha adoptado niños en Brasil". "Tramposo, tramposo. Para evitar el problema se casa con otro embaucador y adopta a un niño en Brasil", dijo Bolsonaro. "Ese es el problema que tenemos. No se irá. Quizás vaya preso en Brasil, pero no será expulsado".

Brasilien Journalist Glenn Greenwald (Agência Senad/Edilson Rodrigues)

Glenn Greenwald

Greenwald: Bolsonaro "No tiene el poder de ordenar la prisión de personas"

Greenwald respondió a Bolsonaro, un capitán de la reserva del Ejército y nostálgico de la última dictadura militar (1964-1985), a través de su cuenta de Twitter. "Al contrario de los deseos de Bolsonaro, él no es (todavía) un dictador. No tiene el poder de ordenar la prisión de personas. Aún existen tribunales en funcionamiento. Para detener a alguien, se tienen que presentar pruebas ante un tribunal de que se cometió un delito. Esa evidencia no existe", escribió el periodista.

La Asociación Brasileña de Periodismo de Investigación (Abraji) señaló que Bolsonaro "promueve e instiga graves agresiones a la libertad de expresión", "al amenazar con la prisión a un periodista que publica informaciones que lo desagradan". "Sin periodismo libre, las otras libertades también morirán. Basta de persecución", añadió la organización.

A esas críticas también se sumó la Asociación Brasileña de la Prensa (ABI) y el principal partido de la oposición, el progresista Partido de los Trabajadores (PT), que Lula lidera desde la cárcel.

"¡El show de los horrores! Un desfile de prejuicios, autoritarismo y posiciones delictivas. Amenazas a la democracia que no pueden quedar impunes", señaló en Twitter la presidenta de la formación, la diputada federal Gleisi Hoffmann.

FEW (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda