Bolsas europeas se desploman | Economía | DW | 18.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Bolsas europeas se desploman

Las Bolsas europeas sufrieron este jueves un grave desplome y cerraron con pérdidas de alrededor de un cinco por ciento ante el miedo a la recesión global y la inquietud por la banca.

default

Hacia abajo marca la curva en la Bolsa de Fráncfort desde hace tres días.

El pacto europeo entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy no logró impedir el hundimiento de las bolsas del Viejo Continente, que se sumían en el caos al término de la sesión del jueves, después del retroceso de Wall Street y de los negativos datos de crecimiento no sólo en Europa y Estados Unidos, sino también en economías emergentes como China o Brasil.

Milán a la cabeza

Bolsa de Fráncfort.

El temor a una recesión se siente en la Bolsa.

Milán lideró las pérdidas en las Bolsas europeas con una caída del 6,15 por ciento. La siguió Fráncfort, con su peor retroceso desde noviembre de 2008. El Dax de Fráncfort cerraba con pérdidas del 5,82 por ciento hasta los 5.602,80 puntos, 346,14 menos que el miércoles. La bolsa alemana marcó así su tercer día consecutivo en rojo.

Por su parte, el principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, cedía un 4,7 por ciento, una de sus mayores caídas del año. Perdía así los 8.500 enteros alcanzados el miércoles y se quedaba en los 8.300. Sus pérdidas anuales se sitúan de este modo en el 16,5 por ciento, mientras que la prima de riesgo de la deuda pública rebasa los 290, con la rentabilidad del bono a diez años en un 4,99 por ciento.

El resto de plazas europeas también perdían posiciones este jueves: el CAC 40 de París un 5,4 por ciento y el FTSE de Londres, un 4,5 por ciento.

Datos negativos estadounidenses

Las Bolsas se desplomaban a medida que se iba conociendo una serie de datos macroeconómicos estadounidenses, todos negativos. Además, el banco Morgan Stanley rebajó sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para este año y el próximo en un punto porcentual, mientras que el instituto alemán Ifo ya había anunciado el miércoles una importante caída de la confianza en la economía mundial.

A todo ello se sumó un posible error de operativa en el Dax alemán, que acabó arrastrando definitivamente a las Bolsas en una jornada de gran volatilidad en la que el sector bancario fue el mayor perdedor.

Los inversionistas huyeron así de los valores más arriesgados para depositar sus fondos y se decantaron por activos más seguros, como la deuda y el oro. De hecho, el precio de la onza de oro registró un récord de 1.824 dólares, al afianzarse otra vez como valor refugio ante la volatilidad de los mercados. (dpa)

DW recomienda