Bolivia: protestas por cadáveres con COVID-19 insepultos | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 04.07.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Bolivia: protestas por cadáveres con COVID-19 insepultos

En Cochabamba, las familias deben mantener en sus casas hasta siete días a sus familiares muertos. Otro ministro del gobierno transitorio dio positivo por la enfermedad.

Vecinos de la ciudad boliviana de Cochabamba protestaron este sábado (04.07.2020) poniendo en medio de una calle una carretilla con un ataúd encima envuelto en bolsas. El objetivo es llamar la atención por el drama que conlleva esperar hasta siete días con un fallecido por COVID-19 sin que la familia pueda enterrarlo o cremarlo.

Es el caso de Rolando P. Z., quien falleció a los 62 años de edad en su casa. El cadáver del que fuera chofer de autobús permaneció hasta el sábado allí, a unos 30 metros del lugar donde los vecinos protestan, porque está sin sepultar desde el domingo pasado. Su hija mayor, Jenny, de 15 años de edad, explica que pidieron ayuda y las ambulancias nunca llegaron. Sin oxígeno, su padre murió.

La carretilla con el féretro está cercada con una cinta roja que dice "peligro", para que las personas no se acerquen demasiado, mientras que un grupo de vecinos a su alrededor exige su pronto entierro o cremación. Otra vecina de la ciudad, una de las principales de Bolivia, explicó que en el barrio hay otros cinco fallecidos que están en la misma situación. Escenas parecidas se repiten desde hace días en otras avenidas y en el Cementerio General de Cochabamba.

Siete ministros contagiados

La región de Cochabamba es la tercera más castigada del país por el COVID-19, después de Santa Cruz (este) y Beni (noreste). Según un Índice de Riesgo Municipal, el 45 por ciento de los municipios de Cochabamba se encuentra en la zona roja de contagio de coronavirus. El jefe de la unidad de epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, estimó que, con más de mil contagiados de coronavirus por día, Bolivia se encamina hacia una "pandemia explosiva".

Un ejemplo del alcance del problema lo demuestra el hecho de que en dos días, dos ministros del gobierno interino de Bolivia han dado positivo por COVID-19. El último es Jorge Fernando Oropeza, titular de Minería. El jueves el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, también había dado a conocer su contagio. La presidenta Jeanine Áñez expresó en Twitter su "solidaridad" y sus "mejores deseos" para Oropeza.

El titular de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, dijo el viernes que "si no me equivoco, (son) siete ministros que han caído con COVID", aunque no reveló la identidad de los otros contagiados. Bolivia, de 11 millones de habitantes, ha registrado hasta este sábado 36.818 personas infectadas con coronavirus, 1.320 muertos y 10.766 recuperados.

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda