Bogotá: tala de árboles, nuevas siembras y falta de transparencia | Ecología | DW | 20.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

Bogotá: tala de árboles, nuevas siembras y falta de transparencia

A propósito de la polémica en la capital colombiana, no solo por la tala masiva de árboles, sino también por dudosas siembras, DW contactó a las entidades encargadas de Silvicultura. Los ciudadanos continúan protestando.

Tala de áboles en Bogotá

Tala de áboles en Bogotá

Desde hace meses, ambientalistas, concejales y ciudadanos protestan en diferentes sectores de la capital colombiana. Exigen mayor socialización de la información y que paren las talas de árboles. 

Bogotá cuenta con 1.276.199 árboles, es decir, alrededor de 1 árbol por cada 6 habitantes. Sin embargo, para preservar la calidad de aire, se debería contar con 1 árbol por cada 3 habitantes, según recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Para el exdirector del Jardín Botánico Herman Martínez, nunca antes en la historia de Bogotá se habían autorizado tantas talas. Según él, "desapareció el rigor y el criterio técnico".

De acuerdo con datos entregados por la Secretaría Distrital de Ambiente a DW, entre enero de 2016 y febrero de 2019, durante la administración del alcalde Enrique Peñalosa, se autorizaron 41.305 talas en Bogotá, de las cuales 14.076 ya fueron ejecutadas.

Infografik Baumfällungen in Bogotá ES

DW tuvo acceso al documento que contiene el registro de talas -actualizado a agosto de 2018-. Tras analizar algunas variables, se evidencia que el norte de Bogotá ha sido el más afectado. Así mismo, que el 62,9% de las talas se realizan en espacios públicos, mientras que un 37,1%, en privados.

Infografik Baumrodungen in Bogota ES

Pero dicho documento tiene incongruencias. Allí, cada árbol registrado tiene un código, único e irrepetible, como una cédula de identidad. Sin embargo, alrededor de 800 códigos figuran repetidos.

En muchos de estos casos, el mismo código de árbol, con la misma altura, especie y ubicación, aparece en dos barrios diferentes y con un distinto valor a pagar -en pesos colombianos- por la compensación de la tala.

Al respecto se consultó con la encargada de autorizar las talas en Bogotá, Claudia Yamile Suárez, subdirectora de Silvicultura Flora y Fauna Silvestre, y con Yamid Saldaña, encargado de prensa del Jardín Botánico, entidad responsable del Sistema de Información para la Gestión del Arbolado Urbano (SIGAU), pero no se obtuvo respuesta.

Diseño Paisajístico

Si bien, una gran parte de los individuos vegetales deben ser talados en casos de emergencia, el 21% de las talas son casos de infraestructura y un 50,7% por manejo o por “condiciones físicas y sanitarias deficientes”.

Respecto a la última cifra, se evidenció que muchos de los árboles aprobados para ser talados estaban, sin embargo, en buen estado: "No se describe ninguna afectación del árbol por enfermedad, daños irremediables o riesgo de caída. Por el contrario, indican que están en perfecto estado. La razón de la tala es porque interfiere con el ‘diseño paisajístico'”, explicó a DW Carmen Castañeda, de la Personería de Bogotá, órgano de control de los servidores públicos, dependiente del gobierno de la ciudad.

Frente al tema, la Alcaldía de Bogotá aseguró en un comunicado que antes de talar un árbol, "un equipo de profesionales forestales y biólogos revisa y evalúa el arbolado para determinar si está en buenas condiciones”.

Otro de los puntos críticos, además de la tala árboles en buen estado, está relacionado con los humedales. A María Fernanda Rojas, concejala de Bogotá y quien ha venido denunciado dicha situación, le preocupan "aquellas [talas] autorizadas en zonas de reserva y de protección ambiental, para la construcción de obras duras, como pistas, gimnasios al aire libre, quioscos y canchas deportivas”, según dijo a DW.

¿Dónde están las siembras?

A la polémica de la tala de árboles se le suma otra, la de siembras.

De acuerdo con la Alcaldía y demás entidades encargadas "por cada árbol talado en Bogotá, hemos plantado ocho nuevos”.

Sin embargo, sobre las cifras hay confusión. Por un lado, el pasado 22 de enero, el secretario Distrital de Ambiente, Francisco Cruz Prada, aseguró que "en los tres años de la administración del alcalde Enrique Peñalosa se han plantado 218.000 árboles en toda la ciudad”.

Tres días más tarde, la cifra aumentó a 276.214.

Tras consultar con la Secretaría Distrital de Ambiente y directamente con la subdirectora de Silvicultura y no obtener respuestas sobre dicha cifra, DW consultó nuevamente con el Jardín Botánico y su directora, Laura Mantilla, para poder constatar las más de 110 mil siembras que figuran en su página en internet, pero hasta el momento no hubo contestación.

Laura Mantilla, directora del Jardín Botánico, y Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá.

Laura Mantilla, directora del Jardín Botánico, y Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá.

Algunas de las preguntas que se le enviaron fueron: ¿Por qué cuentan la restauración ecológica y los replantes como un nuevo árbol plantado? O, ¿por qué en el informe de Rendición de Cuentas del Jardín Botánico de 2018 hay 8.538 árboles desaparecidos?

"No creo que el alcalde haya sembrado todos los árboles que asegura. Lo que está ocurriendo es que en sus cuentas, el alcalde suma como árboles, especies que no lo son, por ejemplo, arbustos, plantas de jardín y herbáceas", aseguró la concejala María Fernanda Rojas.

Cambios en reglamentación

Sobre las modificaciones de los decretos que reglamentan la silvicultura en la ciudad, surgen varios interrogantes. Como por ejemplo, si el salvoconducto o permiso para la movilización del arbolado todavía se emite, ya que no figura en el decreto más reciente, de 2018.

O por qué el Plan de Podas pasó de "presentarse anualmente” y con dos revisiones al año, a tener una vigencia de 8 años.

Y finalmente, con base en un nuevo artículo, agregado en el decreto 383 de 2018, "las constructoras podrán solicitar el cumplimiento de la compensación por tala de árboles mediante la plantación en zonas duras públicas”, refiriéndose a zonas pavimentadas.

Sí escogen únicamente plantar, ¿las constructoras no están obligadas a compensar con dinero?

Protestas por tala de árboles en Humedal Tibabuyes-Juan Amarillo para construcción de obras duras.

Protestas por tala de árboles en Humedal Tibabuyes-Juan Amarillo para construcción de obras duras.

Hasta la fecha, y durante el mismo periodo de Enrique Peñalosa, se han recaudado alrededor de 6 millones de dólares por compensación de talas en Bogotá.

Aunque las talas y siembras son actividades regulares en cualquier ciudad, la falta de la socialización de la información, la incongruencia de las cifras y la falta de transparencia continúan generando dudas. 

(cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Enlaces externos