Blatter, Alemania y el escándalo de sobornos de la FIFA | Deportes | DW | 16.07.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Blatter, Alemania y el escándalo de sobornos de la FIFA

El escándalo de sobornos que sacude a la FIFA amenaza a su presidente, Joseph Blatter. Este, a su vez, ha lanzado acusaciones contra Alemania. El comité ejecutivo de la FIFA y ahora también el COI investigan.

El Comité Olímpico Internacional (COI) discutirá el escándalo de sobornos que involucra a ex directivos de la FIFA y al actual presidente del ente rector del fútbol mundial y también miembro del COI Joseph Blatter. La reunión del consejo directivo del COI tendrá lugar este fin de semana en Londres.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, el belga Jacques Rogge descartó, sin embargo, sanciones contra el actual presidente honorario de la FIFA, el brasileño Joao Havelange, que renunció como miembro del COI en diciembre y al que ahora la FIFA acusa de haber recibido sobornos cuando era presidente de este ente rector del fútbol mundial.

El COI analiza sobornos a Havelange

Un fiscal suizo estableció en un documento legal publicado la semana pasada que Havelange, ex presidente de la FIFA y ahora ex miembro del COI desde diciembre pasado, y su compatriota brasileño Ricardo Teixeira, yerno de Havelange y ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), aceptaron sobornos multimillonarios en la década de 1990.

Los presuntos sobornos corresponderían a acuerdos vinculados a los mundiales de fútbol y se produjeron a través de la ya desaparecida empresa de mercadeo deportivo ISL. La entidad vendió los derechos comerciales de los mundiales en nombre de la FIFA en 1998 y quebró por deudas de unos 300 millones de dólares en el 2001.

Blatter, sucesor de Havelange, responde ante la FIFA

El actual presidente de la FIFA Joseph Blatter, miembro de este organismo desde 1975 y sucesor de Havelange como presidente desde 1998, dijo la semana pasada que sabía que se habían realizado pagos. Se refirió a ellos como "comisiones" y consideró que no eran ilegales en aquel momento.

Blatter, que además es miembro del COI, deberá responder este martes 17 de julio ante el ejecutivo de la FIFA sobre peticiones llegadas en las últimas horas para impulsar su dimisión. La reunión del comité ejecutivo de la FIFA tiene en la agenda la aprobación de un código ético y la investidura de los presidentes de las dos cámaras de una comisión ética, que debe ser una señal de la reforma política que desea iniciar la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

"Pero la reunión está ensombrecida por lo que se ha hecho público últimamente", dijo el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach, en referencia al escándalo en torno a ISL, según el cual fluyó dinero para sobornar a altos dirigentes de la FIFA.

Acusaciones contra Alemania: "extrañas bombas de humo"

Otro de asunto central en la reunión de la FIFA serán las acusaciones de Blatter de que la concesión del Mundial de 2006 a Alemania estuvo arreglada, algo que volvió a encontrar duras réplicas este lunes. Niersbach calificó las acusaciones de Blatter como "extrañas bombas de humo".

Mundial 2006: ¿un sueño de verano comprado?

Mundial 2006: ¿un "sueño de verano" comprado?

El ex director de la FIFA Guido Tognoni desmintió también este día a Blatter. Esas acusaciones “son una maniobra de distracción”, dijo. Blatter “necesita hacer algo que lo libere, pero esto en realidad es un disparo en su pie, porque todo ocurrió mientras él estaba al frente", declaró Tognoni a diversos medios alemanes. "Sepp Blatter estuvo todo el tiempo ahí, y podría haber parado las cosas. Venir ahora con todo esto me parece de muy mal gusto", agregó Tognoni.

Mientras tanto, Franz Beckenbauer, imagen del Mundial de Alemania 2006, volvió a defenderse de Blatter: "Para decirlo claramente, el resultado de la votación para el Mundial de 2006 fue de 12-11 y no de 10-9 (como dijo Blatter), y la abstención estaba garantizada por escrito a favor de Alemania", twitteó el "Kaiser".

Blatter: ¿bondadoso e inocente?

La controversia en torno al Mundial de 2006 empezó el domingo, pocos días después de que importantes dirigentes del fútbol germano, el más potente por número de licencias en Europa, pidieran la dimisión de Blatter. El suizo insinuó entonces que en julio de 2000 hubo irregularidades en la elección de la sede del Mundial de 2006.

"Mundiales comprados... Eso me recuerda al de 2006, cuando en el último momento alguien abandonó la habitación. Y así, en vez de un 10-10 en la votación pasamos a un 10-9 para Alemania", lanzó el dirigente suizo en el dominical suizo SonntagsBlick.

"Yo estoy contento porque no tuve que dar mi voto de calidad. Pero bueno, de repente uno se levantó y se fue. Quizá fui yo entonces demasiado bondadoso e inocente", añadió Blatter, al que el COI descartó investigar este lunes. Para eso está la comisión ética de la FIFA, aseguró el ente olímpico.

Ante la pregunta de si creía que la votación fue comprada, Blatter dijo: "No, yo no supongo nada. Yo constato". Antes de la votación en julio de 2000 en el comité ejecutivo de la FIFA el neozelandés Charles Dempsey, ya fallecido, abandonó la sala. En caso de empate, hubiera decidido el voto de calidad de Blatter, que se decantaba entonces por Sudáfrica, que logró la concesión para el Mundial de cuatro años después.

En el proceso de reforma y limpieza que comienza mañana, la FIFA desea que el fiscal independiente sea el jurista argentino Luis Moreno Ocampo, de 60 años y que de 2003 hasta junio fue fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya. "No se puede dar la vuelta. La comisión ética se debería haber creado antes", admitió Blatter, de 76 años, quien ahora se presenta como el gran reformista pese a no haber emprendido reformas durante años.

Autor: rml/dpa/reuters

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda