1. Ir al contenido
  2. Ir al menú principal
  3. Ir a más sitios de DW

Blair da marcha atrás con el referéndum

7 de junio de 2005

La decisión británica de suspender el proceso de ratificación de la Constitución europea, recibe críticas y elogios en el continente, tema que abordan hoy múltiples comentarios de la prensa europea.

https://p.dw.com/p/6kEf
Blair se pone el parche antes de la herida.Imagen: AP

El Stuttgarter Zeitung, de Stuttgart, apunta: "Como si no se hubiera pronunciado el 'No' de los franceses y holandeses, Schröder y Chirac demandan la prosecución de las votaciones nacionales sobre la Constitución Europea. Todo esto con la consigna: el electorado no sabe lo que le conviene, por eso ignoramos su voluntad. Tony Blair ha demostrado que las cosas se pueden hacer de otro modo. El primer ministro británico aquilata bien la situación y con fina sensibilidad ejecuta la voluntad de sus compatriotas. Eso le abre la posibilidad de presentarse como un leal intermediario; como un jefe de Estado que dice sí a Europa pero que toma en serio las preocupaciones de sus oponentes. Como presidente de turno del Consejo Europeo, en el segundo semestre, Londres podría impulsar reformas con credibilidad."

Europa dividida

El periódico polaco Rzeczpospolita comenta: "Dos años después de la intervención en Irak, Europa vuelve a estar profundamente dividida. El ministro de Relaciones Exteriores británico, Jack Straw, no escuchó la exhortación de los gobernantes de Francia y Alemania y anunció que su país suspenderá el proceso de ratificación de la Constitución europea. Oficialmente, Londres se propone de este modo evitar ser responsable de sellar el féretro de la Constitución. Porque eso es lo que ocurriría si los británicos la rechazaran en masa. (...) Sin embargo, ningún otro país comparte la posición de Gran Bretaña. Ni siquiera los euroescépticos daneses quieren interrumpir el proceso de ratificación. El gobierno polaco se pronunció por continuarlo. Por su parte, Italia y España, que hace dos años apoyaron a Bush, ya ratificaron la Constitución. Los británicos están aislados."

Reconocer los errores

El Mundo, de Madrid, opina: "El primer ministro británico, Tony Blair, remató la Constitución de la UE. Sin Francia y Gran Bretaña no tiene sentido seguir con el proyecto. Cada nuevo rechazo, de países como Dinamarca, agudizaría la crisis. La única alternativa es profundizar la cooperación en áreas como la economía, la investigación, la justicia, la política exterior y la defensa. Quizá con hechos concretos se pueda convencer a la ciudadanía de las ventajas de una Europa unida. Pero antes habrá que hacer autocrítica. No se puede mirar hacia el futuro sin haber reconocido los errores del pasado."

Nueva fase histórica

El Corriere della Sera señala: "Hoy todos deben reconocer que Europa no agrada mucho a los europeos. La Unión no agrada en la forma en que se ha ido desarrollando en todos estos años y, por lo tanto, no agrada la idea europea de las clases dirigentes y los gobiernos. (...) La decisión de holandeses y franceses tuvo el mérito de haber roto para siempre un tabú: en la nueva etapa histórica, marcada por la globalización y el 11 de septiembre, el fracaso de la idea europea por fin aparece como lo que es: el resultado del fracaso de socialdemócratas y demócrata cristianos. Porque de eso se trata en el fondo: de una nueva fase histórica. La era de postguerra y sus culturas políticas llegan a su fin."