Bienvenidos a la Eurocopa Alemania 2006 | Deportes | DW | 03.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Deportes

Bienvenidos a la Eurocopa Alemania 2006

¿Qué impide a los latinoamericanos ganar una Copa del Mundo en territorio europeo? ¿Ley natural o pura casualidad? Al respecto conversamos con el redactor jefe de Kicker, la principal revista de fútbol de Alemania.

La esperanza sudamericana, Brasil, dijo adiós al torneo.

La esperanza sudamericana, Brasil, dijo adiós al torneo.

El campeonato Mundial de fútbol se ha convertido ya, definitivamente, en un campeonato europeo. Alemania, Italia, Portugal y Francia siguen en la carrera por la copa, habiendo dejado regadas por el camino a las grandes esperanzas del fútbol sudamericano. Vuelve así a cumplirse la vieja regla, que muchos parecieron olvidar cuando situaron a Brasil a la cabeza de los favoritos para quedarse con la Copa del Mundo 2006: los sudamericanos no pueden ganar un Mundial en Europa.

"Ritmo casual"

Fußball Kicker Chefredakteur Rainer Holzschuh

Rainer Holzschuh, jefe de Kicker, marca la pauta en la prensa futbolística alemana.

La excepción que confirma la regla en este caso fue el triunfo brasileño en el Mundial de Suecia, en 1958. Un año en que los cariocas tenían todos los ases en la manga, comenzando por uno llamado Pelé. ¿Cuál es la razón de esta constante, que parece haberse transformado en una ley del fútbol? Rainer Holzschuh, redactor en jefe de la principal revista de fútbol de Alemania, Kicker, considera que obedece a "un ritmo más bien casual". Recuerda, por ejemplo, que en el Mundial de 1998, Ronaldo llegó a la final físicamente indispuesto y factores como ése impidieron que se quedara con el trofeo. "Fue sólo la mitad de la verdad de los brasileños la que vimos en Francia", comenta el experto.

Pero resulta que también ahora, en Alemania, nos topamos con un Brasil "a medias", por decirlo así. Según Holzschuh, los brasileños siguieron la huella que marcaron en el Mundial del 2002 los franceses que, en lugar de luchar por defender el título que tenían, resultaron eliminados con más pena que gloria en la primera vuelta. Brasil llegó ahora más lejos, pero con mala preparación y un juego que incluso muchos de sus hinchas califican de arrogante. "También el campeón mundial debe partir en cada torneo de cero", subraya el director de Kicker. De lo contrario, ya vemos cómo termina el asunto.

En todas partes se cuecen habas

En el caso de Argentina, el problema fue diferente. El equipo llegó "muy bien preparado", afirma Rainer Holzschuh. A su juicio, la selección fue perdiendo algo de fuerza en el torneo pero la derrota frente a Alemania obedeció sobre todo a errores tácticos del entrenador. De lo contrario, los alemanes no habrían podido ganar, opina. Pero, dejando de lado lo ocurrido con el equipo de Pekerman, la falta de una preparación adecuada sorprende al experto alemán. "Teniendo en cuenta que el 90% de los jugadores de las principales selecciones de América Latina juegan en Europa, deberían haberse acostumbrado a la mentalidad europea", opina.

Ante esta realidad de equipos que responden a la era de la globalización, cabe preguntarse si es posible aún hablar de un "fútbol latinoamericano" y un "fútbol europeo". El jefe de Kicker considera que efectivamente existen diferencias. Cita, por ejemplo, la alegría de jugar que exhiben los latinoamericanos, si bien también en el Viejo Mundo "hay excepciones como la Zinedin Zidane, pero son figuras individuales". Además menciona diferencias de táctica y entrenamiento, subrayando la excelente preparación de la selección alemana, que mostró elementos de gran precisión. No obstante Holzschuh reconoce que eso no se puede aplicar al equipo inglés, concluyendo que esa materia también "hay una brecha que atraviesa Europa".

DW recomienda