Biatleta alemana da positivo en un control antidoping en los Juegos Olímpicos de Sochi | Deportes | DW | 21.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Biatleta alemana da positivo en un control antidoping en los Juegos Olímpicos de Sochi

La deportista dice estar pasando "la peor pesadilla que se podía imaginar". El ministro de Justicia anuncia que modificará las leyes antidopaje en Alemania para que contemplen penas de hasta cinco años de cárcel.

Evi Sachenbacher-Stehle ha confirmado ser ella la deportista alemana cuyo resultado positivo en un control antidopaje habían anunciado esta mañana las autoridades deportivas, aunque sin citar el nombre. El Comité Olímpico Alemán (DOSB, por sus siglas en alemán) había decidido esperar a los resultados de una segunda prueba. En un comunicado, la esquiadora ha dicho estar pasando "la peor pesadilla que se podía imaginar".

El hallazgo se habría producido ayer, al encontrarse valores anómalos en la prueba llevada a cabo por el Comité Olímpico Internacional, y habría sido comunicado inmediatamente a la delegación alemana. Hasta el momento se desconoce cuál es la sustancia prohibida encontrada en la atleta. La Agencia DPA ya había adelantado que se podría tratar de Evi Sachenbacher-Stehle, que obtuvo cinco medallas olímpicas en esquí de fondo antes de pasarse al biatlón, modalidad en la que compite en Sochi.

Consecuencias inmediatas

Alemania endurecerá sus leyes antidoping para que médicos y deportistas implicados en prácticas de dopaje sean castigados no sólo con sanciones deportivas, sino también con penas de hasta cinco años de cárcel, según anunció el ministro de Justicia. Las nuevas leyes "penarán tanto la posesión como el uso de sustancias dopantes", adelantó Heiko Maas en declaraciones que publica mañana el diario "Bild". "El deportista dopado afrontará no sólo una suspensión, sino también la cárcel".

Se trata del primer caso de dopaje, hasta el momento, en los Juegos de Sochi, aunque a finales de enero el COI suspendió a tres atletas, dos rusos y un eslovaco, que habían dado positivo en controles sorpresa en las semanas previas al evento. El Comité Olímpico Internacional había anunciado que se llevarían a cabo los controles más rigurosos de la historia olímpica, con abundantes controles y 2 450 sustancias sujetas a detección. En los Juegos de Salta Lake, en 2002 , se produjeron siete casos de doping y en Turin 2006, dos. En Vancouver 2010 hubo una atleta suspendida por dos años y otros dos atletas suspendidos por infracciones menores.

DMS (dpa)

DW recomienda

Publicidad