Berlinale: películas latinoamericanas para un público joven y exigente | Cine | DW | 14.02.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cine

Berlinale: películas latinoamericanas para un público joven y exigente

En su sección “Generación”, dedicada exclusivamente a espectadores entre los 3 y los 18 años, la Berlinale mostrará películas que llevan a muchos adultos a preguntarse: “¿Están mis hijos preparados para tanto realismo?”

La coproducción mexicano-argentina Te extraño está dirigida a adolescentes mayores de 14 años.

La coproducción mexicano-argentina "Te extraño" está dirigida a adolescentes mayores de 14 años.

Natan tiene cinco años. Su padre es mexicano y su madre, italiana. Hubo un momento en que ambos se quisieron mucho, pero hoy están por divorciarse y está previsto que Natan se mude con su madre a Roma. La separación es inminente. Jorge se despide de su hijo a su manera: llevándolo a un lugar en la costa, al sur de México. A bordo de un pequeño bote se dirigen a Chinchorro, el arrecife de coral más grande del mundo.

Matraca, un viejo pescador, les da alojamiento en su casa sobre al agua. Además de ofrecerles un rincón de su palafito, los lleva a pescar, a bucear, a sumergirse en un mundo de extraña belleza. De esta manera, Jorge le enseña a su hijo el lugar en donde se encuentran partes de sus raíces, antes de que el niño vaya a Europa.

Cine hecho en Latinoamérica

Estos son algunos de los elementos en la trama de Alamar, una película dirigida por el mexicano Pedro González-Rubio. La cinta trata tópicos como las relaciones entre padres e hijos, entre los seres humanos y la naturaleza, dándole a una historia ficticia rasgos audiovisuales propios de los documentales.

Berlinale Filmfestival Generation Alamar Flash-Galerie

El filme mexicano "Alamar" ha sido recomendado para una audiencia mayor de 7 años.

La comisión encargada de seleccionar las películas para la sección “Generación” del Festival Internacional de Cine de Berlín, en donde se exhiben películas ambiciosas sólo para espectadores entre los 3 y los 18 años de edad, vio más de 1100 filmes antes de elegir las cintas que serán proyectadas en la sexagésima edición de la Berlinale.

Para un público exigente

En torno a cuatro de las producciones provenientes de Latinoamérica nunca hubo dudas; según Marianne Redpath, la directora de la sección “Generación”, estas películas llegaron de inmediato “al alma y al corazón” de sus colegas. Y es que los filmes en cuestión narran precisamente el tipo de historias que tienden a cautivar a los espectadores más jóvenes y exigentes de la Berlinale.

Berlinale Filmfestival Generation Retratos en un mar de mentiras Flash-Galerie

La cinta colombiana "Retratos en un mar de mentiras", ¿demasiado realismo para los jóvenes?

Alamar ha sido recomendada para una audiencia mayor de 7 años y la coproducción mexicano-argentina Te extraño, de Fabián Hofman, que tiene lugar en la metrópolis bonaerense de los años setenta, está dirigida a un público juvenil mayor de 14. La sinopsis: enviado por sus padres al exilio, Javier tiene que luchar consigo mismo para dejar de sentir que vive a la sombra de la imagen dejada por su hermano mayor, Adrián, quien desapareció a los 20 años tras haberse comprometido con la lucha contra la dictadura militar en Argentina.

Creando controversia

Algunos adultos consideran que muchas películas presentadas en el marco de “Generación” son demasiado duras para los menores de edad, pero Redpath sostiene que son precisamente los jóvenes que han asistido a estas proyecciones en los últimos años quienes han reaccionado positivamente de cara al programa. Las películas en cuestión sirven como catalizadores de conversaciones y reflexiones que son muy valiosas en la niñez y adolescencia.

Otra película que puede desconcertar a quienes critican el realismo de las cintas proyectadas en esta sección de la Berlinale es Retratos en un mar de mentiras, del director colombiano Carlos Gaviria. Esta road-movie es una historia sobre el proceso de convertirse en adulto; el trasfondo histórico es la guerra civil colombiana tal como se vivía en la década de los sesenta. Marina, la joven protagonista, es visitada constantemente por los fantasmas del pasado; ella está traumatizada desde que presenciara el cruento asesinato de su familia.

La madurez de los más jóvenes

Ciertamente, algunas películas pueden ser difíciles de digerir. Retratos en un mar de mentiras, que muestra hasta qué punto la violencia ha estado omnipresente en las vidas de muchos colombianos, puede sorprender a adolescentes europeos totalmente ajenos a esa realidad. Por otro lado, nadie puede decir que la madurez intelectual a la hora de ver películas sea un rasgo exclusivo de los adultos.

Autora: Silke Bartlick / Evan Romero-Castillo

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda