Berlín: Policía abate a refugiado en confuso incidente | Alemania | DW | 28.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Berlín: Policía abate a refugiado en confuso incidente

Un inmigrante habría intentado acuchillar a otro solicitante de asilo, que está acusado de haber abusado sexualmente de una menor de seis años.

Un confuso enfrentamiento en un centro de refugiados de Berlín se saldó con la muerte de un inmigrante iraquí de 29 años, que fue abatido por varios agentes de la Policía cuando intentó atacar con un cuchillo a otro residente en el albergue. Los hechos ocurrieron la noche del martes y fueron informados este miércoles (28.09.2016) por las autoridades. Ahora una comisión buscará esclarecer cuántos policías dispararon.

Según el periódico Der Tagesspiegel, todo comenzó cuando se presentó ante la Policía una denuncia en el centro de acogida del barrio de Moabit, donde se acusó a un solicitante de asilo paquistaní de 27 años de haber abusado sexualmente de una niña de 6 años, hija de una familia de inmigrantes iraquíes. La Policía ya había reducido al sospechoso y se lo llevaba esposado a la comisaría cuando el padre de la menor intentó acuchillarlo.

Según testigos, al perpetrar el ataque el hombre gritó "no vas a sobrevivir a esto”. Ante la inminencia de la agresión, varios agentes hicieron uso de sus armas y abatieron al iraquí en un intento por evitar males peores ante una situación que, de entrada, era difícil de evaluar. El paquistaní acusado del ataque sexual, en tanto, fue puesto a disposición de la Fiscalía, que abrió un sumario en su contra por presuntos delitos sexuales.

No adelantar conclusiones

Tras ser herido, el hombre iraquí fue trasladado a un hospital, donde falleció a causa de las lesiones. La niña y su madre se encuentran bajo cuidados especiales tras la conmoción causada tanto por la agresión sexual, que habría ocurrido en un solar cercano, como por la muerte del padre. El jefe del sindicato de la Policía, Bodo Pfalzgraf, pidió no sacar conclusiones anticipadas sobre este "trágico incidente” y recalcó que los agentes se vieron forzados a intervenir "para evitar una situación que pusiera en riesgo sus propias vidas”.

La Policía destacó que el atacante abatido recibió varias veces la orden de detenerse y no las obedeció. Ante ello, los agentes se vieron forzados a disparar. El sindicato policial ha criticado en reiteradas oportunidades que no se haya equipado convenientemente a los funcionarios para intervenir con pistolas eléctricas, lo que en este caso habría evitado la muerte del refugiado. Este tipo se armas, hasta ahora, se utilizan esporádicamente o para operativos muy especiales.

DZC (EFE, dpa, AP)

DW recomienda