Benedicto XVI es ″Papa emérito″ | El Mundo | DW | 28.02.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Benedicto XVI es "Papa emérito"

Tras casi ocho años, el pontificado de Benedicto XVI llegó a su fin y comenzó la fase de transición para elegir a un nuevo Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, como dispuso el ahora Papa emérito en su renuncia.

Papst Benedikt.

Papst Benedikt.

El portón de la residencia papal en Castel Gandolfo, donde Joseph Ratzinger, de 85 años, vivirá las próximas semanas, se cerró como síbolo del fin de su pontificado. La Guardia Suiza, que se ha encargado de su seguridad, dio por concluido su servicio.

Agentes de la Gendarmería vaticana, que procurarán la seguridad del ahora Papa emérito, se apostaron en Castel Gandolfo. Y la residencia de Benedicto en el Palacio Apostólico del Vaticano fue sellada. La primera renuncia voluntaria de un Papa en la Edad Moderna se hizo efectiva en esta noche de jueves.

Por ahora se desconoce cuándo arrrancará el cónclave que elegirá a su sucesor y en el que participarán 115 cardenales, según los datos disponibles hasta el momento. Este viernes los cardenales comenzarán a llegar a la capital italiana. El Colegio Cardenalicio iniciará sus reuniones la próxima semana para preparar la elección de un nuevo Papa.

Despedidas y un último tuit

Benedicto XVI se despidió de sus seguidores en Castel Gandolfo, a donde se trasladó en helicóptero desde El Vaticano. El Papa, que habló desde la logia del palacio, se mostró feliz de estar allí y aseguró que a partir de ahora será un "simple peregrino que inicia el último tramo de su viaje en esta tierra". El líder católico de 85 años bendijo a los presentes antes de retirarse.

Previamente, al despedirse de los cardenales presentes en el Vaticano, Benedicto prometió “obediencia incondicional” al Pontífice que lo suceda. La promesa, hecha antes de que los cardenales se reúnan en cónclave a puertas cerradas para elegir a su sucesor, fue importante porque por primera vez convivirán en el Vaticano un Papa en funciones y un ex Papa.

Algunos expertos temen que si el próximo Papa da marcha atrás a algunas de las políticas del Sumo Pontífice saliente mientras su predecesor aún está vivo, Benedicto XVI pueda actuar como faro de los conservadores y polarizar a los 1.200 millones de miembros de la Iglesia Católica.

Antes de partir, el Papa publicó también su último tuit desde su cuenta recién abierta en diciembre: "Gracias por su amor y cariño. Que siempre experimenten la alegría que brinda el colocar a Cristo en el centro de sus vidas", fue el mensaje de Benedicto XVI en la red

En busca de un sucesor

Con la elección del próximo Papa en medio de escándalos de abuso sexual por parte de sacerdotes, filtraciones de papeles privados, la disminución de la feligresía y las demandas de un mayor rol para las mujeres en la Iglesia, muchos creen que el Vaticano se beneficiaría con una cara nueva proveniente de un país no europeo.

Por el momento no hay candidatos oficiales, ni campañas abiertas o personajes resonantes. Los nombres de los cardenales Peter Turkson, de Ghana, y Antonio Tagle, de Filipinas, son dos de los que más se escuchan como los principales candidatos del mundo en desarrollo.

rml/er (dpa, reuters)

DW recomienda