Benedicto XVI clausuró el Encuentro Mundial Familias | Europa | DW | 09.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Benedicto XVI clausuró el Encuentro Mundial Familias

Con una misa multitudinaria oficiada por el papa se clausuró el V Encuentro Mundial de las Familias en la ciudad española de Valencia. La visita papal implica una crítica a la política social española.

default

El papa y Zapatero, 15 minutos cordiales.

Se estima que la misa fue presenciada por 1,5 millones de personas en esta ciudad mediterránea española. En representación del Gobierno acudieron los Reyes de España, además de los ministros de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, y de Justicia, Juan Fernando López Aguilar.

Fue la primera visita apostólica a España, de 26 horas de duración, para mantener Encuentro Mundial de las Familias. Estos Encuentros fueron instituidos por Juan Pablo II y tienen lugar cada tres años. El papa Benedicto XVI anunció este domingo que el VI Encuentro Mundial de las Familias se celebrará en el año 2009 en Ciudad de México.

BdT: Homo-Ehe nun auch in Spanien möglich

La mayoría de los españoles aprueba los matrimonios homosexuales.

El presidente José Luis Rodríguez Zapatero no asistió la misa, aunque mantuvo un encuentro calificado de "muy cordial" con el pontífice. Preguntado por la ausencia de Zapatero en la misa que cerró la visita papal, el portavoz del Gobierno declaró que no hay que dar importancia a este asunto y recordó que tampoco los presidentes de EEUU, George W.Bush, y de Francia, Jacques Chirac, asistieron a actos litúrgicos del Papa.

Sin embargo antes de llegar a Valencia, Benedicto XVI destacó como líderes que superan ampliamente a Zapatero en su orientación izquierdista han acudido a eucaristías en sus países, como Fidel Castro en Cuba y Daniel Ortega en Nicaragua.

"Tierra enemiga"

España ha dejado de ser un bastión del catolicismo. Hoy en día, poco más de una quinta parte de su población dice acudir regularmente a misa, y poco más del 40% se identifica con la iglesia católica. Así, la prensa alemana habló de "vista del papa de la familia a tierra enemiga", donde acudiría la "cueva del anticristo".

La tasa de divorcios crece y mientras que en los años 80 oficialmente no se registraron abortos, hoy en día por cada cinco nacimientos se registra una interrupción del embarazo. En la propia Valencia muchos no se mostraron impresionados por la visita del papa alemán. Así, el día antes de comenzar el Encuentro Mundial de las Familias, la ciudad acogió una conferencia sobre homosexualidad y una manifestación del "orgullo gay" en contra del evento eclesiástico.

Valor "insustituible" de la familia

Benedicto XVI enfatizó en Valencia que el matrimonio es "entre hombre y mujer" y que es "para toda la vida". En el pasado, el Vaticano ha criticado las reformas sociales realizadas bajo Zapatero, como la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, la simplificación de los trámites para divorciarse y el fin de la obligatoriedad de la educación religiosa en las escuelas.

Symbolbild Elterngeld Familie mit Kleinkindern

Ratzinger insiste en la familia como pilar de la sociedad.

Durante la homilía y en contraste con la legislación vigente en España, Benedicto XVI destacó el carácter "insustituible" que tiene para la Iglesia "la familia fundada en el matrimonio" en su primer discurso. El Papa remarcó "el papel central para la Iglesia y la sociedad" de la familia tradicional y afirmó que la Iglesia "no puede dejar de anunciar y promover su valor fundamental".

Clima muy cordial y sin reproches

Benedicto XVI y José Luis Rodríguez Zapatero mantuvieron el sábado una reunión en el Arzobispado de Valencia. La conversación de 15 minutos estuvo marcada por un clima de amabilidad, cortesía y cordialidad y en la que no hubo ningún reproche del Papa al jefe del Gobierno.

En la reunión con Joseph Ratzinger participó también la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. En la conversación, la vicepresidenta aseguró que son más las cosas que unen al Estado y a la Iglesia que las que les separan y que ella es la persona designada para buscar soluciones a los temas en común.

DW recomienda

Enlaces externos