Becker apela a inmunidad diplomática para evitar a acreedores | Europa al día | DW | 16.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Becker apela a inmunidad diplomática para evitar a acreedores

El extenista asegura que fue nombrado embajador de Deporte de la República Centroafricana en la UE.

La exestrella del tenis Boris Becker apeló a la inmunidad diplomática para evitar un concurso de acreedores en su contra en Londres, confirmó a dpa su abogado, aunque ésta fue puesta en duda por varios organismos. Becker anunció en abril su nombramiento como embajador de Deporte y Asuntos Culturales de la República Centroafricana en la Unión Europea, un puesto honorífico.

Los abogados de Becker presentaron el jueves una solicitud ante el Tribunal Supremo de Londres para detener el proceso amparados en su inmunidad diplomática, según el despacho de abogados londinense Sal & H. Por el momento no se sabe si de esta forma Becker podrá evitar el concurso de acreedores.

El extenista se declaró en bancarrota en junio de 2017 por una deuda supuestamente contraída con el banco privado Arbuthnot Latham desde 2015.  El Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones británico (FCO, por sus siglas en inglés), que registra a los diplomáticos extranjeros, dijo que no tenía registro de tal nombramiento de la exestrella alemana del tenis.

"El FCO no tiene registro de que el señor Becker haya sido nombrado para ninguna misión diplomática en el Reino Unido, pero de ser así, será un tribunal el que determine cualquier inmunidad", dijo un portavoz del Gobierno en un comunicado enviado por e-mail.

La República Centroafricana también expresó sus dudas acerca de la supuesta relación diplomática. El ministro de Deportes del país, Sylvain Ngarso, dijo a dpa estar sorprendido por las afirmaciones de Becker, dado que no tiene información acerca del presunto papel de

Becker como embajador de Deportes y Cultura. Añadió que había hablado con el Ministerio del Exterior y que allí tampoco tenían información al respecto. (dpa)

DW recomienda

Publicidad