BCE mantiene tasas de interés | Economía | DW | 02.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

BCE mantiene tasas de interés

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, insistió en que las tasas de interés seguirán siendo bajas "durante un periodo de tiempo prolongado". No descartó posibles inyecciones de liquidez a los mercados.

En reunión mensual celebrada en París, el consejo de gobierno del Banco Central Europeo decidió mantener la tasa principal del banco en su mínimo histórico de un 0,5 por ciento, en línea con las expectativas de los economistas.

El organismo debatió bajar de nuevo los tipos, a pesar de los indicadores económicos que indican cierta recuperación. "Algunos gobernadores han dicho que la mejora económica no justifica este debate. Otros consideran que este debate debe plantearse. Al final, hemos dejado los tipos sin cambios", declaró el italiano.

"De cara al futuro, nuestra política seguirá siendo acomodaticia el tiempo que sea necesario", informó, en línea con las directrices fijadas en julio.

Inyección de liquidez

Durante la rueda de prensa, Draghi adelantó también que el BCE está "plenamente" preparado para actuar en caso necesario, sin excluir una nueva inyección de liquidez en los mercados.

"Estamos preparados para utilizar todos los instrumentos a nuestra disposición, como las operaciones de liquidez a largo plazo (LTRO)", declaró.

"Tenemos un amplio abanico. No excluimos ninguna opción para hacer frente a las necesidades de la mejor manera", agregó sobre el objetivo del BCE de mantener los tipos a corto plazo en los mercados monetarios a un nivel justificado.

"No excluimos opciones y actuaremos en relación a las necesidades. El LTRO es sólo un instrumento. La intención es dar garantías de liquidez a la banca", indicó.

Esta inyección se sumaría a las realizadas en diciembre de 2011 y en febrero de 2012. En total, los bancos recibieron más de un billón de euros para mejorar la liquidez, calmar al mercado y abrir el grifo de crédito para que llegue a la economía real. Gran parte de estos créditos ya han sido devueltos, pero la situación de muchas entidades bancarias sigue siendo tan crítica como al principio.

Asimismo, el BCE confía en que el avance en la unión bancaria contribuya a mejorar el problema de la fragmentación del mercado del crédito en los países de la eurozona.

Situación en EE.UU.

Respecto al cierre de la administración de Estados Unidos por la falta de acuerdo a la hora de aprobar los próximos presupuestos, Draghi confirmó que esto puede suponer un riesgo a nivel mundial.

"El cierre federal puede ser un riesgo para la recuperación mundial. Aunque ahora no lo es", aseguró.

En cuanto a la crisis de gobierno en Italia, Draghi destacó que estas crisis ya no afectan de la misma manera que hace unos años a los cimientos de la zona euro.

"Los recientes episodios de inestabilidad en Portugal o Grecia pueden dañar las expectativas de recuperación, pero no afectan a los cimientos de la zona euro como sucedía hace unos años".

"El euro es más resistente ahora que antes, gracias a los ajustes, el programa de compras de deuda y la mejora de la gobernanza en la eurozona", agregó.

EL(dpa, Reuters)