Bayern va por su título más fácil | Futbol Internacional | DW | 13.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Futbol Internacional

Bayern va por su título más fácil

Basta darle una mirada a la organización del Mundial de Clubes para comprender el optimismo del fútbol alemán de ganar otro gran título internacional. Bayern viaja a Marruecos por un trofeo servido en bandeja de plata.

El Bayern Múnich es el favorito número uno a ganar el Mundial de Clubes. El club alemán disputará apenas dos partidos en Marruecos; el primero será la semifinal, el 17 de diciembre, que es la instancia en la que se subirá al torneo. El segundo, según gane o pierda, será la final, o el juego por el tercer lugar, el 21 de diciembre.

Es interesante saber que los campeones de la Champions League sólo en su último partido cruzarían caminos con uno de los dos representantes del fútbol latinoamericano: CF Monterrey de México, abanderado de la CONCACAF, o Atlético Mineiro, de Brasil, campeón de la Copa Libertadores de Sudamérica. Estos, además, son dos de los únicos tres posibles contrincantes del Bayern en el Mundial de Clubes, el otro es el campeón Marroquí Raja Casablanca.

Todo a favor

El camino del Bayern hacia la obtención del que sería su quinto título en el 2013 -después del triplete (Bundesliga, Copa Alemana y Champions League) y la Supercopa europea- está libre de grandes escollos, tanto en lo logístico como en lo deportivo.

El actual líder de la Bundesliga no solo atraviesa un excelente momento futbolístico de la mano de Pep Guardiola, también completa un semestre casi perfecto. En ese tiempo apenas ha sido derrotado en un partido internacional oficial, el 2-3 que le propinó en el estadio Allianz Arena de Múnich, en la última jornada de la fase de grupos de la Champions League, el Manchester City del entrenador chileno Manuel Pellegrini.

En Alemania la DFL, entidad organizadora de los torneos de la Bundesliga, modificó el calendario local para que el Bayern tenga tiempo suficiente para preparar el desplazamiento a Marruecos y pueda participar libre de agobios en el Mundial de Clubes. Así, los de Múnich jugaron su último partido del 2013 en Alemania este fin de semana, pues el partido de la fecha de cierre de la primera vuelta de la Bundesliga, contra el Stuttgart, originalmente previsto para el próximo 21 de diciembre, se movió al 29 de enero del 2014.

Los bávaros están muy motivados a conquistar el trofeo del Mundial de Clubes, por un lado porque sería el tercer triunfo de Pep Guardiola en este torneo, y el primero fuera de Barcelona, y -en especial- porque en la misma fecha de la final de Marruecos, el 21 de diciembre, se cumplen 37 años del primer título mundial obtenido por el Bayern. En aquella ocasión a costa del brasileño Cruzeiro Belo Horizonte, una gesta que los de Múnich sólo han logrado repetir en otra ocasión, en el 2001 en Tokio tras derrotar 1-0 al Boca Juniors de Argentina.

El Mundial “invisible”

Ganar la Champions League le abrió por primera vez la puerta del Mundial de Clubes a un equipo alemán: el Bayern Múnich, favorito a ganar el título en Marruecos. Los bávaros jugarán el 17 y el 21 de diciembre.

Ganar la Champions League le abrió por primera vez la puerta del Mundial de Clubes a un equipo alemán: el Bayern Múnich, favorito a ganar el título en Marruecos. Los bávaros jugarán el 17 y el 21 de diciembre.

Esta es la primera vez en la historia moderna del Mundial de Clubes, que un equipo alemán participa en el torneo que enfrenta a los campeones de los seis torneos continentales y a un representante del país anfitrión. Este título internacional, que es relativamente nuevo pues nació apenas en el año 2000 y escasamente en el 2005 adquirió su ritmo anual, prácticamente no existía para la afición del fútbol en Alemania.

Con la participación del Bayern el Mundial de Clubes, organizado por la FIFA, abandona en los medios de comunicación alemana la sección de “noticias breves”, que era donde se registraba hasta ahora, para empezar a ocupar páginas enteras en los diarios y muchos minutos en la televisión, que transmitirá en directo los enfrentamientos del equipo de Múnich.

Al igual que la prensa, y la afición, el Bayern mismo también le ha dado un lugar destacado al torneo, por el prestigio que encierra pese a la leve exigencia deportiva, y por los premios que entrega: en total 3,65 millones de euros de los cuales el club de Múnich ya recaudó 1,5 simplemente por participar. Thomas Müller no podía estar más acertado cuando dijo: “este trofeo será el cierre perfecto de un año perfecto”.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad