Bayern: todo o nada en la Champions | Deportes | DW | 12.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Bayern: todo o nada en la Champions

Un partido intenso se perfila para este martes en la Allianz Arena: Bayern viene de golear, y Basilea lo dará todo para seguir adelante en la Champions League.

En juego está mucho más que el pase a cuartos de final de la Liga de Campeones europea: el Bayern Múnich recibirá mañana al Basilea obligado a remontar la derrota por 1-0 en la ida si quiere impedir que su temporada acabe en desastre.

Después de un año sin títulos y con la Liga local complicada, el equipo de Jupp Heynckes apuesta todo por llegar lejos en la Champions, que este año disputa la final de mayo precisamente en su estadio, el Allianz Arena.

"Si el martes quedamos fuera será difícil sacar algo positivo de la temporada", advirtió sin medias tintas el presidente del club, Uli Hoeness. "Tenemos que imponernos al Basilea. Y estoy convencido de que lo haremos".

Las señales son alentadoras. El equipo volvió a mostrar su cara más arrolladora el sábado en la Bundesliga goleando por 7-1 al Hoffenheim, con tres goles de Mario Gómez, dos de Arjen Robben, uno de Toni Kroos y otro de Franck Ribery.

¿Un punto de inflexión para un 2012 que vio al Bayern ceder la punta en la Liga y poner en juego la Champions? El partido de mañana lo dirá.

"La goleada llegó en el punto justo", admitió Heynckes, que pidió al equipo una actuación "homogénea" como la del sábado y advirtió contra la tentación de menospreciar al rival: "Será un desafío extremo".

La alegría y la decisión que mostró el equipo en el partido de Liga fue interpretado de forma unánime como el antídoto para el principal problema que afrontará mañana el Bayern: la presión.

"Nos divertimos, siempre debería ser así", explicó Robben el sábado. Thomas Müller coincidió: "Si jugamos así de sueltos, con tanta pasión y comprometidos con un juego de ataque vamos a pasar".

Heynckes espera poder contar con Gómez, su máximo goleador, que terminó el partido ante el Hoffenheim con un verdadero "agujero" en su pantorrilla tras un duro golpe.

Más difícil será que juegue de arranque Bastian Schweinsteiger, que está saliendo de una rotura de ligamentos.

También el entrenador del Basilea, Heiko Vogel, señaló que la obligación de ganar "creará una presión inmensa" sobre los jugadores del Bayern.

"La valentía será el factor decisivo para ambos equipos", añadió Vogel confiado en concretar la sorpresa de la ida y meter a su equipo entre los ocho mejores de Europa.

El capitán Marco Streller fue más lejos: "Para nosotros es el partido del siglo. Sólo podemos ganar", dijo el ex jugador de la Bundesliga.

Tras la ida en Basilea el 22 de febrero, fuentes del Bayern filtraron las durísimas palabras que dirigió al plantel el director del consejo de vigilancia, Karl-Heinz Rummenigge.

"Tienen que despertar, ¡despierten!", gritó el directivo en la cena tras el partido. "En las próximas semanas debemos trabajar duro para salir de la letrina en la que hemos ido cayendo". Mañana quedará claro el efecto de esas palabras en el equipo.

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad