Bangladesh recibió a más de 600.000 rohinyás, según la ONU | El Mundo | DW | 23.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Bangladesh recibió a más de 600.000 rohinyás, según la ONU

La organización internacional solicitó este lunes en una conferencia de donantes que se destinen más de 434 millones de dólares para la crisis de refugiados rohinyás.

El último informe del Grupo de Coordinación Intersectorial de Naciones Unidas situó en 603.000 los miembros de esa minoría musulmana llegados a Bangladesh desde Myanmar (antigua Birmania), de los que la mayoría, unos 324.000, se concentran en el campamento principal de Kutupalong.

Ante el rápido éxodo, los servicios básicos disponibles se encuentran bajo presión "severa" y existe riesgo de que se produzcan brotes de enfermedades debido a la falta de agua potable e instalaciones sanitarias en muchos asentamientos espontáneos.

La ONU solicitó este lunes (23.10.2017) en la conferencia de donantes celebrada en Ginebra (Suiza) que se destinen más de 434 millones de dólares para la crisis de refugiados rohinyás, que se agrava cada día más.

Se calcula que esa es la suma necesaria para financiar las operaciones de la organitación internacional hasta finales de febrero en Bangladesh, país que ha mantenido sus fronteras abiertas pese a su pobreza.

"Una situación bastante nefasta"

"Se trata de una situación bastante nefasta", dijo el alto comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi. "Las necesidades son ingentes".

Además, cerca de seis de cada diez refugiados son niños y muchos de ellos llegan malnutridos.  Los rohingya son un grupo musulmán marginado en Myanmar, de mayoría budista. En su país de origen sufren pobreza, discriminación y se les ha negado la nacionalidad.

A finales de agosto las fuerzas de seguridad birmanas lanzaron una operación contra los ataques de milicianos rohinyás en Rajine. Los investigadores de los derechos humanos de la ONU concluyeron que se está produciendo una ofensiva sistemática para expulsar a los rohinyás quemando pueblos, persiguiendo a los líderes de las comunidades, matando y violando a los miembros de la minoría.

PG/EAL (efe, dpa)

DW recomienda

Publicidad