Ban Ki-moon preocupado por el Sáhara Occidental | Política | DW | 02.09.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Ban Ki-moon preocupado por el Sáhara Occidental

El secretario general de la ONU expresó preocupación por la ausencia de avances en el conflicto entre Marruecos y el Frente Polisario, que ya lleva 33 años.

default

Ban Ki Moon (dcha.) en Madrid, con José Luis Rodriguez Zapatero.

La solución, dijo, depende de la "voluntad política" y la "flexibilidad" de las partes. Y ambas han escaseado bastante hasta ahora. Ban Ki-Moon, que está desde el lunes de visita en España, se reunió hoy (02.09.08) con el presidente del gobierno español en La Moncloa.

Ambos políticos coincidieron en la necesidad de una nueva etapa de diálogo en el marco del conflicto. Zapatero expresó a Ban "el compromiso de España en la búsqueda de un acuerdo sobre el Sáhara que pueda ser definitivo y traiga estabilidad yl entendimiento".

Westsahara: Gefahr durch Landminen Kontrollierte Sprengung

Explosión controlada de una mina en un sector bajo administración del Frente Polisario, cerca de la ciudad de Tifariti, Sáhara Occidental.

El conflicto involucra particularmente a España por haber sido el Sáhara Occidental colonia española hasta 1976, año en España dejó el territorio en manos de Marruecos y Mauritania. El Sáhara Occidental se halla ocupado hoy casi en su totalidad por Marruecos, aunque la soberanía marroquí sobre el mismo no es reconocida por las ONU y rechazada por el grupo armado Frente Polisario, que proclamó su independencia con el nombre de República Árabe Saharauí Democrática (RASD) en 1976. La RASD administra de facto la zona del Sáhara Occidental no controlada por Marruecos (territorios del este). 

El secretario general de la ONU indicó que aún no tiene candidato para suceder a su enviado especial para el Sahara Occidental. Ban decidió no prorrogar el mandato del holandés Van Walsum, de 74 años, porque éste había sido criticado por el Frente Polisario por asumir, según el movimiento independentista saharaui, una posición promarroquí. Su mandato concluyó en agosto.

Las críticas comenzaron después de que el holandés manifestó ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en una reunión a puerta cerrada en abril, que la independencia del Sáhara era "inalcanzable".

Posiciones irreconciliables

En el artículo publicado recientemente por el diario español "El País", Van Walstum volvió a explicar que mientras el Frente Polisario siga exigiendo un referéndum independentista, Marruecos continúe rechazándolo y el Consejo de Seguridad siga insistiendo en una solución consensuada, el contencioso seguirá existiendo.

El predecesor de Van Walsum en el cargo de enviado personal para el Sáhara Occidental del secretario general de la ONU, el estadounidense James Baker, presentó su dimisión en 2004 por la imposibilidad de aplicar el plan que había diseñado.

Éste, que preveía la celebración de un referéndum que contemplase la independencia de los saharauis, fue aprobado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, pero Marruecos lo rechazó.

España apoya el multilateralismo

España "apoya decididamente" las actividades de las Naciones Unidas en el Líbano, Afganistán, Cercano Oriente y el Congo dijo Luis Rodríguez Zapatero a Ban Ki-moon, pronunciándose nuevamente por el multilateralismo.

España "está cumpliendo" para que "muchos seres humanos tengan otro destino en el mundo", dijo el jefe del Ejecutivo español en una rueda de prensa conjunta con Ban, en la que se comprometió además a que España refuerce el diálogo en la lucha contra el cambio climático durante la próxima Asamblea General de Naciones Unidas.

Zapatero y Ban abordaron además los Objetivos del Milenio fijados por la ONU, entre ellos el de reducir a la mitad la pobreza para 2015 y analizaron el conflicto entre Georgia y Rusia.

Con respecto al reconocimiento de la independencia de Abjazia y Osetia del Sur, Ban Ki-moon manifestó que corresponde "a los Estados miembros a título individual" y no a Naciones Unidas. La ONU "no reconoce ni deja de reconocer a ningún Estado", indicó.

Las Naciones Unidas están dispuestas a "prestar toda la ayuda necesaria para fomentar el diálogo constructivo entre las partes", dijo Ban Ki-moon, que negó que la ONU se haya desvinculado del conflicto. "En todo momento he estado dispuesto a actuar de intermediario", concluyó.

DW recomienda

Publicidad