Bélgica: un funeral lleno de música para Toots Thielemans | Europa | DW | 27.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bélgica: un funeral lleno de música para Toots Thielemans

Bélgica ha despedido al genio musical Tools Thielemans, fallecido a los 94 años con una importante carrera a sus espaldas que le ha convertido en una leyenda del jazz por su prodigiosa destreza con la armónica. El funeral de Thielemans, marcado por la música, ha creado una gran expectación entre los amantes del jazz que se han desplazado a la localidad de La Hulpe, donde residía el artista, cuyo féretro ha sido recibido por aplausos a su llegada a la iglesia, según el diario Le Soir. Al inicio de la ceremonia, que se ha podido seguir desde el exterior gracias a unas pantallas instaladas, se ha escuchado "Bluesette", la pieza que Thielemans compuso en 1962 y le dio fama internacional. También ha sido recordado por sus colegas como el músico americano Kenny Werner, uno de los referentes mundiales del jazz al piano, quien hizo sonar su instrumento en memoria del belga y leyó además unas palabras del presidente estadounidense, Barack Obama, para la ocasión. El mensaje, recitado en inglés, destacaba el deseo de Thielemans de mejorar cada día y lograr innovaciones en su arte, pese a su carrera ya de por sí brillante, según la Agencia Belga. A los artistas y músicos congregados en La Hulpe se les ha unido el primer ministro belga, Charles Michel, el príncipe Lorenzo de Bélgica y otras celebridades del país. Thielemans, que residía en la ciudad valona de La Hulpe, a unos veinte kilómetros de Bruselas, colaboró con los nombres más importantes del jazz, como Bill Evans, Ella Fitzgerald, Quincy Jones y Pat Metheny, y también del pop, como Billy Joel, Paul Simon y Natalie Cole. El músico se resistió hasta el último momento a dejarse vencer por la edad y no puso fin a su carrera hasta 2014, dos años después de que con motivo de su noventa cumpleaños celebrase la vida con una gira de ocho conciertos en Bélgica. Nacido el 29 de abril de 1922 en el barrio de Les Marolles, uno de los que tiene más encanto de Bruselas por sus tiendas de antigüedades, al músico belga se le atribuye haber conseguido que la armónica tenga un lugar destacado entre los instrumentos del jazz. En 2001, el rey Alberto II de los belgas le concedió el título de barón y en 2009 recibió la mayor distinción del jazz estadounidense, el Jazz Master Award. (EFE)

Publicidad