Bélgica decide si extender la eutanasia a los niños y jóvenes | Europa | DW | 13.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Bélgica decide si extender la eutanasia a los niños y jóvenes

La Cámara Baja del Parlamento de Bélgica votará una propuesta para extender la ley de eutanasia que rige en el país a menores de edad que sufran enfermedades terminales.

En caso de ser aprobada, el país que legalizó en 2002 la eutanasia en el caso de adultos que padezcan un "sufrimiento insoportable" marcará un nuevo precedente al no establecer una edad mínima para la muerte por consentimiento del paciente.

La propuesta de ley extiende el derecho a morir a todas las personas menores de 18 años que sufran enfermedades terminales y se enfrenten "a un sufrimiento físico constante e insoportable que no pueda ser aliviado y que se produzca por (...) una enfermedad grave e incurable".

Un psicólogo tendrá que determinar que el paciente es libre de tomar la decisión de morir, y será necesario también el consentimiento de los padres. El Senado ya ha aprobado la iniciativa, por lo que si los diputados le dan el sí, quedará lista para ser firmada por el rey Felipe.

Holanda: eutanasia a partir de los 12 años

Los legisladores del partido socialista, el liberal y los verdes apoyan la medida, junto con

el nacionalista N-VA, en tanto que los conservadores se oponen. Bélgica, Luxemburgo y Holanda son los únicos países europeos donde la eutanasia es legal. En Holanda se permite incluso a niños a partir de los 12 años.

La Iglesia se opone a la propuesta en Bélgica, donde cientos de personas protestaron contra la iniciativa la semana pasada. "Consideramos que los adolescentes no son capaces legalmente de tomar importantes acciones a nivel económico y emocional, y de pronto son capaces de decidir sobre si quieren morir", declaró a la agencia Belga el arzobispo católico Andre-Joseph Leonard.

La asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, un reconocido órgano de derechos humanos, señaló que la propuesta desafía "la base de la sociedad civilizada" y que los niños no están en condiciones de dar "un consentimiento informado apropiado". Los críticos piden que la decisión se posponga, alegando que los diputados están bajo presión por las elecciones federales que habrá en mayo, por lo que proponen que se vote después de esa fecha.

CP (dpa, afp)

Publicidad