Avión desaparecido: posibles señales de la caja negra | El Mundo | DW | 07.04.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Avión desaparecido: posibles señales de la caja negra

Las señales recogidas durante más de dos horas por uno de los barcos australianos que buscan el desaparecido vuelo MH370 se corresponderían con las que emite la caja negra de un avión.

Así lo informó este lunes (7.4.2014) en la localidad australiana de Perth el coordinador de las tareas de rescate, Angus Houston. Las señales fueron detectadas durante el fin de semana por el barco "Ocean Shield" a unos 1.700 kilómetros al noroeste de Perth, en otro lugar del océano Índico que el punto en el que un barco chino detectó señales este fin de semana.

"Las señales audibles parecen como las de una radiobaliza de emergencia", aseguró

Houston, para quien se trata del hallazgo "más prometedor" encontrado hasta el momento desde que el vuelo de Malaisya Airlines desapareció de los radares el 8 de marzo, una hora después de despegar de Kuala Lumpur con destino a China con 239 personas a bordo.

El "Ocean Shield" cuenta con un aparato especial que puede detectar señales de cajas negras hasta a 6.000 metros de profundidad. El barco siguió señales en dos ocasiones, en una de ellas hasta durante más de dos horas, explicó Houston.

El aparato de rastreo fue utilizado a 3.000 metros de profundidad, pero el punto de interés en cuestión se encuentra a 4.500 metros de profundidad, explicó Houston. "Tenemos ante nosotros mucho trabajo para poder confirmar que el avión cayó en ese punto", afirmó el coordinador de las tareas de rescate. "Es un rastro prometedor, pero todavía no encontramos el avión", agregó.

Búsqueda a contrarreloj

Solamente se llegará a una conclusión clara cuando se localicen los restos del Boeing 777 en el fondo marino, dijo Houston. Para ello, cuando llegue el momento se empleará un pequeño vehículo submarino con una cámara que se espera que pueda hacer fotografías de los restos. Pero en primer lugar hay que volver a detectar las señales, para lo cual el "Ocean Shield" quiere rastrear de forma sistemática una superficie de 4,8 kilómetros cuadrados.

La búsqueda se desarrolla contrarreloj, pues las baterías de las cajas negras suelen duran unos 30 días y podrían dejar de emitir señales a partir de hoy mismo. Si así ocurriera, resultaría más difícil encontrar los restos del avión. En la operación de búsqueda, que se coordina desde Australia, participan hoy nueve aviones militares y tres civiles, así como 14 embarcaciones que rastrean tres zonas separadas. Las áreas de rastreo se encuentran a unos 2.000 kilómetros al noroeste de Perth y se extienden por 216.000 kilómetros cuadrados, más o menos la superficie de Reino Unido.

CP (dpa, rtr)

Publicidad