Avanza la causa por posible exportación ilegal de armas alemanas a México | Política | DW | 22.12.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Avanza la causa por posible exportación ilegal de armas alemanas a México

En México y en Alemania hay disposiciones estrictas para regular el comercio de armas. Sin embargo, una empresa alemana es acusada de exportar ilegalmente rifles de asalto a México y de sobornar a militares de ese país.

El modelo G36 es parte de un ''sistema modular''. (Archivo)

El modelo G36 es parte de un ''sistema modular''. (Archivo)

El martes pasado (21.12.2010), la Fiscalía de Stuttgart realizó un cateo en las oficinas de la empresa alemana Heckler & Koch, que desde hace más de 50 años fabrica armas de fuego y que tiene su sede en Oberndorf. El propósito es proseguir una investigación que desde hace cerca de ocho meses se realiza en Alemania, sobre la posible exportación ilegal de armas a regiones mexicanas consideradas “en conflicto” por el Gobierno germano.

La venta de armas alemanas al exterior está regulada tanto por la Kriegswaffenkontrollgesetz (Ley para el control de armas de guerra) como por la Außenwirtschaftsgesetz (Ley de comercio exterior). El ministerio alemán de Ciencia y Tecnología es la autoridad encargada de expedir los permisos correspondientes.

Flash-Galerie Waffen von Heckler & Koch

El modelo MG43,de la firma Heckler & Koch. (Archivo)

En 2007, el Gobierno alemán prohibió a empresas germanas fabricantes de armas que exportaran sus productos a los estados mexicanos de Chihuahua, Jalisco, Chiapas y Guerrero debido a la situación de conflictividad social que se vive en ellos.

Organizaciones civiles como Amnistía Internacional han documentado violaciones a los derechos humanos en esas zonas. Muchos de estos casos involucran a la policía o al ejército. Este último es el único organismo autorizado en México para comercializar formalmente armamento, y desde 2005 es el principal cliente de Heckler & Koch en tierras mexicanas.

Versiones encontradas

Representantes de la empresa alemana establecieron contacto con autoridades del estado de Jalisco en 2008. La firma indica que se trató de una presentación de productos con miras a la posibilidad de ventas futuras para la policía local.

No opina así el pacifista alemán Jürgen Grässlin, quien en abril pasado presentó una demanda penal contra Heckler & Koch por lo que considera una violación a las normativas mencionadas. Grässlin afirma que hubo una compra de por medio, y que incluso policías mexicanos recibieron instrucción para el uso de las armas alemanas.

Del mismo modo, investigadores del programa televisivo Report Mainz, de la televisión pública alemana, recabaron el testimonio de un antiguo directivo de la empresa. Éste afirmó por escrito a los periodistas que Heckler & Koch “hizo suministros ilegales” a México. La firma “hizo declaraciones falsas al Gobierno federal” alemán a fin de no poner en peligro la operación, según el informante a quien la emisora no identifica.

El testimonio presentado por Report Mainz no acaba allí. De acuerdo con los documentos en poder de los periodistas alemanes, Heckler & Koch repartió sobornos entre oficiales de la Dirección de Comercialización de Armamento y Municiones de la secretaría de la Defensa Nacional (ejército) a fin de garantizar la presunta exportación ilegal.

HK416 Maschinengewehr Waffe Heckler und Koch

Las armas de Heckler & Koch también se exportan a Europa del Este. (Archivo)

Así, un oficial identificado como “el General Aguilar” habría recibido 20 dólares por cada unidad del modelo G36 adquirido por el ejército mexicano.

Un arma poderosa

El modelo G36 de Heckler & Koch es un poderoso y ligero rifle de asalto, con gran potencial letal. De acuerdo con informaciones de la propia empresa, se trata de un arma de entre 758 y 999 milímetros de largo, capaz de realizar hasta 750 disparos por minuto.

De hecho, la empresa lo califica como “un sistema modular” capaz de ser complementado con distintos aditamentos. El G36 fue incorporado al catálogo de armas en uso por la Bundeswehr “inclusive por las KRK, fuerzas de reacción urgente de la OTAN”, señalan los fabricantes.

Los demandantes argumentan que se vendieron ilegalmente armas de este tipo a fuerzas policiales mexicanas, así como accesorios para el susodicho modelo de rifle de asalto.

Por su parte, la empresa ha rechazado en repetidas ocasiones toda implicación en las presuntas exportaciones ilegales de armas a México. “Cada uno de nuestros envíos es objeto de una comprobación y en su caso, autorización, que Heckler & Koch lleva a cabo al pie de la letra”, declaró una portavoz de la firma a Report Mainz. La firma refuta también las acusaciones de soborno.

Este miércoles (22.12.2010), el fabricante de armas reiteró en un comunicado de prensa su versión en cuanto a que “en ningún momento se han hecho entregas destinadas a estados o distritos mexicanos. Como estipula la documentación, y como es conocido por las autoridades alemanas, suministramos exclusivamente a la DCAM, que depende de la secretaría de la Defensa Nacional” de México.

En cuanto al cateo realizado en sus oficinas, Heckler & Koch señala su convicción en cuanto a que “las acusaciones no se sostendrán” ante la pesquisa que realiza la Fiscalía de Stuttgart.

Autor: Enrique López Magallón

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad