Autoridad palestina exige arma que mató a periodista Shireen Abu Akleh | El Mundo | DW | 19.06.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Autoridad palestina exige arma que mató a periodista Shireen Abu Akleh

Diversas investigaciones apuntan a que fue un soldado israelí quien disparó contra la reportera de Al Jazeera. Israel quiere periciar la bala, pero los palestinos se niegan y exigen, en cambio, indagar ellos el fusil.

Shireen Abu Akleh.

Shireen Abu Akleh.

Las autoridades palestinas pidieron este domingo (19.06.2022) a Israel que entregue el fusil que habría usado el Ejército israelí en el incidente que causó la muerte de la periodista Shireen Abu Akleh, después de que la cadena Al Jazeera publicara esta semana una investigación en la que difundió una imagen de la bala que la mató y que determinó que el disparo provino de un soldado israelí.

"Nos negamos a entregar la bala con la que asesinaron a Shireen y exigimos la entrega del arma que se disparó", dijo el primer ministro palestino, Mohamed Shtayeh, en una ceremonia para marcar los 40 días de la muerte de la reportera palestina, fallecida el pasado 11 de mayo cuando cubría una incursión de las fuerzas armadas israelíes en el campo de refugiados de la urbe de Yenín, bastión de la resistencia armada palestina en Cisjordania ocupada.

Militares israelíes identificaron un fusil con el que se habría podido disparar el tiro que mató a la profesional, pero aseguran que para confirmarlo necesitarían hacer un análisis de la bala. Esta sigue en manos de las autoridades palestinas, que rechazan darla o realizar una investigación conjunta al no confiar en Israel. "Rechazamos una investigación conjunta, porque si esta gente se ha inventado la historia de un pueblo para robarnos nuestra tierra y nuestra patria, también se pueden inventar una narrativa aquí. No nos fiamos de ellos", dijo Shtayeh.

Varias investigaciones coinciden

Este viernes, el canal Al Jazeera, para el que trabajaba Abu Akleh desde 1997, publicó su propia investigación y por primera vez mostró una imagen de la bala que la mató. La bala está en poder de la Fiscalía de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que llevó a cabo la pesquisa oficial inicial. La investigación de Al Jazeera afirma que la bala tenía un calibre de 5,56 milímetros, se usa en rifles M4 y tenía la punta verde como las diseñadas para perforar armaduras, detalles que se han conocido por primera vez.

La conclusión de la ANP y otras investigaciones independientes realizadas por medios como AP, CNN o The Washington Post, es que la periodista murió por un disparo de un soldado israelí, lo que coincide con los testimonios de los testigos presenciales en el momento de la muerte. En primera instancia, el Ejército de Israel acusó a milicianos palestinos.

Actualmente, sin embargo, sostiene que el disparo pudo venir de un soldado israelí o de un palestino armado, ya que la periodista, que vestía chaleco antibalas, casco, y estaba identificada con la inscripción "prensa”, estaba en la línea de fuego. El resto de las investigaciones y testigos presenciales afirman que no había palestinos armados en el lugar de los hechos.

DZC (EFE, AFP, Europa Press)

DW recomienda