Austria: polémica por publicación de video de Strache en Ibiza | Política | DW | 22.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Austria: polémica por publicación de video de Strache en Ibiza

Mientras el Gobierno austriaco entra en el caos por el “video de Ibiza” y la opinión pública juzga al líder del FPÖ, Heinz-Christian Strache, otros dudan de la legitimidad de la publicación.

Bajo la mirada de cámaras y micrófonos ocultos, el líder del partido populista de derecha de Austria (FPÖ), Heinz-Christian Strache, habló sin tapujos en una mansión de Ibiza en 2017. En el video grabado en secreto también aparece su colega de partido Johann Gudenus. La escena refleja cómo Strache habla con la supuesta sobrina de un oligarca ruso y se muestra dispuesto a recibir fondos ocultos para su campaña a cambio de adjudicaciones públicas.

Si bien no hay duda sobre el contenido, las declaraciones y la autenticidad del video, sí hay ciertas controversias sobre la legitimidad de la grabación y la publicación del material. Según Stefan Brink, responsable de Protección de Datos del Estado de  Baden-Württemberg,  el video trata de un “supuesto acto criminal”. El experto no cree que el diario Süddeutsche y el semanario Spiegel vayan a cubrirse de gloria con su publicación. “Se sabe que el video se grabó sin conocimiento de los afectados. Se tendió una trampa al Sr. Strache que creía estar en un entorno privado. Desde mi punto de vista, la publicación del video al mismo tiempo que la noticia no fue nada procedente en lo que a criterios periodísticos se refiere”, continúa Brink. Debido a la publicación del material gráfico, las personas grabadas fueron expuestas ante la opinión pública.

Justificado en caso de excepción

Heinz-Christian Strache estaba entonces en la oposición y llegó a ser vicecanciller tras las elecciones de octubre de 2017. Entretanto, ya abandonó su cargo. Poco después de la publicación, se refirió al video como un “asesinato político”. Desde entonces, su estrategia de defensa y la del FPÖ es calificar dicha grabación como un acto ilegal y criminal.

Stefan Brink

Stefan Brink

Según Renate Schmid, abogada especializada en medios de Colonia (Alemania), la legalidad de la publicación está fuera de toda duda. Schmid se remite a una decisión sentencia del Tribunal Constitucional alemán de 1984: “Excepcionalmente es legal publicar grabaciones ilegales aunque se haya tendido una trampa a la persona filmada”. Esto es aplicable  para casos en los que la importancia de la información ante la opinión pública sea claramente superior a las desventajas que conlleva su publicación. Es decir, cuando se trata de asuntos de mucho peso. Entre otros, declaraciones punibles o situaciones de gran interés público. “En mi opinión, esta publicación fue legal”, aclara Schmid.

Verificación antes de la publicación

Aparte del funcionario de Baden-Württembeg, otros expertos, como Hans-Georg Massen, también se atreven a poner en tela de juicio la publicación del video. “Muchos activistas de izquierda y extrema izquierda justifican cualquier medio para luchar contra la derecha. No comparto esa opinión. Utilizar este tipo de medidas significaría romper todo tipo de tabús”, critica el ex jefe del Servicio Secreto alemán, poniendo también a la opinión publica en el foco de su crítica.

Por su parte, Renate Schmid felicita al Sueddeutsche y el Spiegel por su trabajo. De las más de seis horas de material de video, solo publicaron los cortes “que trataban de temas de máximo interés público, corrupción, represión de la libertad de opinión y posibles delitos de futuros miembros del Gobierno. Además se comprobó si el material era verdadero a través de expertos”. Ambos medios decidieron publicar la información una vez estuvieron seguros de que el material no era falsificado.

Discusión pública y autoría del video

Según el editor del Spiegel, Martin Knobbe, que tuvo un papel crucial en el lanzamiento, su redacción recibió el material en mayo. Knobbe y sus colegas niegan que la publicación del video de hace dos años tenga relación con la antesala de las elecciones europeas del 23 al 26 de mayo de 2019. Sin embargo, otros, como Frank Überall, no creen en las coincidencias: "Por supuesto que se había buscado la publicación de ese video en este momento concreto. Eso está claro. Sin embargo, eso es irrelevante, ya que las circunstancias de las que se trata son tan importantes para la evaluación del comportamiento de la persona, que tiene que llegar a la opinión pública y se debe producir un debate al respecto."

Tampoco se sabe a ciencia cierta quién tendió la trampa a Strache y Gudenus. Tanto el Süddeutche como el Spiegel se niegan a divulgar la autoría, amparándose en la protección de las fuentes para los periodistas. Además del politólogo austríaco Tal Silberstein, el  colectivo de artistas “Centro para la Belleza Política” o  el humorista Jan Boehmermann, también fuentes del propio FPÖ hablan de una “trampa escenificada por los servicios secretos”. Sin embargo, no hay pruebas concretas. Igual que tampoco se divulgó la identidad e la joven que aparece en el video como sobrina de un oligarca ruso.

(JAG/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad