Australia lidera operación internacional de búsqueda del avión desaparecido | El Mundo | DW | 17.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Australia lidera operación internacional de búsqueda del avión desaparecido

El primer ministro australiano ha asegurado que podría encontrarse en cualquier lugar entre el norte de Tailandia y las fronteras de Kazajstán y Turkmenistán, o en alguna parte entre Indonesia y el oeste de Australia.

A petición de las autoridades malasias, Australia ha aceptado coordinar la operación internacional de búsqueda del vuelo MH370 de Malaysian Airlines que desapareció el 8 de marzo con 239 personas a bordo, entre pasaje y tripulación, ha informado el primer ministro australiano, Tony Abbott, ante el Parlamento en la capital del país, Canberra.

Ante la creciente evidencia de que la desaparición del avión fue un acto de sabotaje o secuestro minuciosamente planeado, Abbott señaló que los investigadores han trazado dos corredores aéreos en los que pudo haber volado el avión después de que se desconectaran dos sistemas de comunicación a bordo de la nave: desde Malasia en dirección noroeste sobre India y Pakistán hacia Kazajistán o en dirección suroeste sobre Indonesia hacia el Océano Índico. Suposición confirmada por el presidente ejecutivo de Malaysia Airlines, Ahmad Jauhari Yanha, quien aseguró que el avión tenía suficiente combustible para volar hasta ocho horas.

El ministro de Transporte malasio, Hishammuddin Hussein, aseguraba hace unas horas en rueda de prensa la firme creencia de que el avión fue “deliberadamente” desviado de su ruta. Suposición que comparten los investigadores, cada vez más convencidos de que quizá fue desviado a miles de kilómetros de su curso por alguien con un profundo conocimiento de los Boeing 777-200ER y la navegación comercial.

Sospechas infundadas

Estas sospechas de sabotaje o secuestro han sido alimentadas después de que se confirmara el último mensaje emitido desde el avión antes de que los sistemas fuesen deshabilitados. Según fuentes cercanas a la investigación, el último mensaje de radio enviado por la cabina poco después de que uno de los sistemas de seguimiento automático del avión fuese deshabilitado fue un informal “está bien, buenas noches”.

El problema es que va a ser difícil saber lo que realmente pasó en el avión a menos que las autoridades y equipos de búsqueda internacionales localicen la aeronave. Datos de satélite sugieren que el avión podría estar en cualquier lugar de los dos grandes arcos anteriormente citados. Por un lado, podría encontrarse entre el norte de Tailandia y las fronteras de Kazajstán y Turkmenistán o, en el caso del arco sur, en cualquier parte entre Indonesia y el oeste de Australia.

Las autoridades malasias creen que una vez alcanzada la costa noreste del país y tras volar a través del Golfo de Tailandia, alguien a bordo del avión apagó los sistemas de comunicación de la aeronave y viró bruscamente hacia el oeste. "El área de búsqueda ha sido expandida significativamente", aseguró Hussein. "Desde un enfoque principalmente en mares de baja profundidad, ahora miramos a grandes extensiones de tierra, a lo largo de 11 países, además de mares profundos y remotos".

Siguiendo esta línea de investigación, la policía de Malasia está revisando los antecedentes de los pilotos, personal de vuelo y de tierra en busca de pistas sobre un posible motivo en lo que dicen ahora está siendo tratado como una investigación criminal.

La policía revisó el sábado (15.03.2014) las viviendas del piloto del vuelo MH370, Zaharie Ahmad Shah, 52 años, y su copiloto Fariq Abdul Hamid, de 27 años, luego de que el primer ministro malasio, Najib Razak, dijera que alguien a bordo del Boeing 777-200 desconectó "con alta probabilidad de forma intencionada" los sistemas de comunicación. Las últimas palabras de la cabina del avión desaparecido fueron pronunciadas cuando salía del espacio aéreo administrado por Malasia y pasaba a los controladores de tráfico aéreo en Vietnam.

Duras críticas desde China

En un duro comentario de la agencia estatal de noticias Xinhua, que fue difundido este lunes por los periódicos, se lamentó la falta de informaciones actualizadas sobre el vuelo MH370, así como el desperdicio en los masivos esfuerzos de búsqueda. "En vistas de la actual tecnología, la demora representa o bien negligencia en las tareas o reticencia a brindar informaciones de manera completa y oportuna. Eso sería intolerable". Malasia tiene inevitable responsabilidad, pero también otros involucrados como la empresa aeronáutica Boeing, el fabricante de motores Rolls-Royce y la "superpotencia de inteligencia Estados Unidos", quienes "debieron haber hecho un trabajo mejor", publicó Xinhua.

JC (Reuters, dpa)

Publicidad