Aumenta tensión en Nicaragua en segundo día de huelga de hambre | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 16.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Aumenta tensión en Nicaragua en segundo día de huelga de hambre

Al menos 13 activistas opositores, en su mayoría jóvenes, siguen detenidos en la cárcel de El Chipote por llevar asistencia a las huelguistas.

Una tensa situación se vivía este viernes (15.11.2019) en Nicaragua, donde al menos 13 líderes sociales, entre ellos la estudiante belga-nicaragüense Amaya Coppens, permanecían arrestados tras intentar auxiliar a familiares de manifestantes presos que mantienen por segundo día consecutivo una huelga de hambre en la ciudad de Masaya, al este de la capital.

El ayuno, en el que participan desde el jueves unas 11madres, hermanas y esposas de reos que la oposición considera  "presos políticos”, transcurre al interior de la iglesia San Miguel Arcángel de Masaya, que desde el jueves permanece sitiada por la Policía en un intento por neutralizar la protesta.

El padre Edwin Román, párroco de la iglesia, denunció la víspera que el gobierno ordenó cortar el suministro de agua potable y energía eléctrica en el vecindario, lo que motivó a que activistas opositores viajaran de Managua a Masaya para llevarles agua a las personas en huelga.

Sin embargo, la Policía les impidió entrar a la parroquia y detuvo a por lo menos 13 de los activistas, a quienes trasladó a la cárcel de El Chipote, en Managua, según dijeron sus familiares. Las autoridades no han explicado públicamente los motivos de la detención del grupo.

El belga Federico Coppens, padre de la líder estudiantil Amaya Coppens, dijo a medios de su país que su hija está recluida en la cárcel de El Chipote, "un centro de detención preventiva y tristemente conocido por ser un centro de tortura".

La líder estudiantil estuvo presa durante casi un año por participar en las protestas sociales y fue liberada en junio pasado bajo una polémica ley de amnistía.

Nicaragua Pater Edwin Roman (picture-alliance/AP Photo/A. Zuniga)

El padre Edwin Román denunció que la Policía mantiene un cerco en torno a su parroquia, que le impide obtener agua y sus medicinas personales.

Sacerdote teme por su vida

La policía nicaragüense mantiene un cerco de hasta 300 metros a la redonda del templo católico, donde se encuentra una veintena de personas, entre ellos el padre Román, 11 mujeres en huelga de hambre, dos opositores excarcelados y un empleado del templo.

"Estamos de rehenes, yo no puedo ni salir para mi comida, necesito mis medicamentos, yo soy un hombre diabético", gritó a periodistas el religioso, entre las rejas de una de las ventanas de la parroquia.

Simpatizantes del gobierno dañaron celulares de periodistas que transmitían en vivo lo que ocurría. Los comunicadores reclamaron que la Policía observó los hechos pero no intervino.

La Policía bloqueó el paso el viernes por la carretera a representantes de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), que se dirigían a Masaya a conocer la situación. Efectivos policiales también rodearon las sedes de la Radio Corporación y Canal 10, dos de los medios independientes con mayor audiencia en el país.

Las acciones humanitarias de la Iglesia Católica han causado molestias en el Gobierno de Ortega, quien sostiene que los sacerdotes nicaragüenses son "golpistas".

Ver el video 04:27

Religiosos y DDHH condenan asedio

El cardenal Leopoldo Brenes y el clero arquidiocesano de Managua, que abarca a Masaya, emitieron un comunicado en el condenaron y lamentaron "el asedio e intimidación que sufre el padre Edwin Román y fieles” por la Policía Nacional.

En medio de la crisis que estalló con protestas sociales en 2018, la mayoría de párrocos y obispos han abierto sus puertas a manifestantes antigubernamentales perseguidos por policías y paramilitares, con lo que han salvado cientos de vidas.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), 328 personas han muerto desde el inicio de la crisis, otras 2.000 resultaron heridas, cientos fueron detenidas y al menos 88.000 tuvieron que emigrar por amenazas.

"En este acto contra manifestantes en huelga de hambre, el Estado de Nicaragua continúa con acciones de represión a víctimas de la crisis de derechos humanos que afecta al país desde abril de 2018", advirtió vía Twitter la CIDH, y llamó a las autoridades a "cesar inmediatamente la persecución y proceder a liberar a los presos políticos".

En términos semejantes se pronunciaron la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas y Amnistía Internacional (AI). En tanto, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) también condenó en Twitter sobre la captura de los activistas y exigió su "inmediata liberación".

gs (afp, efe, ap)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda