Audrey Azoulay llega a la dirección general de la Unesco | El Mundo | DW | 11.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Audrey Azoulay llega a la dirección general de la Unesco

La confirmación de la nueva directora general de la Unesco introdujo al organismo en una nueva etapa en la que su líder se ha propuesto mantener espacios de diálogo, desafiados por la salida de EE. UU. e Israel.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) nombró hoy (10.09.2017) a la exministra de Cultura francesa Audrey Azoulay (foto) como nueva directora general tras una votación de los 195 Estados miembros un mes después de su nominación.

La Conferencia General de esta organización de la ONU azotada por las crisis confirmó el nombramiento en Twitter. Azoulay sustituirá el próximo miércoles a la búlgara Irina Bokova.  La francesa, de 45 años, tomará las riendas de la Unesco en un momento complicado: el mes pasado, Estados Unidos e Israel anunciaron su salida de la organización a finales de 2018. El trabajo de la Unesco lleva años eclipsado por las disputas políticas sobre el conflicto entre Israel y los territorios palestinos.

Educación, ciencia, cultura, los temas de fondo

Azoulay ofrecerá su discurso de investidura el lunes y asumirá formalmente el cargo el día 15, pero hoy dejó clara en su primera comparecencia ante la prensa que el organismo es más necesario que nunca.

"Las dificultades que atraviesa la Unesco son políticas y financieras, pero no estratégicas. Su mandato sigue siendo pertinente. Creo que desviarse de los temas de fondo, que son la educación, la ciencia, la cultura y la defensa de la libertad en un marco multilateral, sería una pérdida", dijo.

Azoulay no avanzó en su breve intervención cómo compensar en las arcas de la Unesco el abandono de EEUU, su principal contribuyente, pero sí apuntó que hay que continuar la reforma iniciada por Bokova para renovar la confianza de sus miembros y ser más "transparente".

Empezaré mi mandato "con un espíritu de diálogo y de cooperación", señaló la exministra, cuya candidatura, presentada poco antes de que finalizara el plazo, irritó a algunos países árabes, convencidos de que la dirección general iba a recaer en esta ocasión en la región.

Relaciones estrechas con el mundo árabe

Azoulay también tiene relaciones estrechas con el mundo árabe: sus padres son marroquíes y su padre, André Azoulay, fue consejero para el rey Mohammed VI de Marruecos y su predecesor, el rey Hassan II. Azoulay creció en Francia, donde su padre trabajaba en el banco Paribas. En una entrevista del año pasado con el periódico Le Journal du Dimanche después de que el presidente François Hollande la nombrara ministra de Cultura, contó que leía con avidez cuando era niña.

FEW (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad