Atribuyen depreciación del peso argentino a ″ataque especulativo″ | América Latina | DW | 24.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Atribuyen depreciación del peso argentino a "ataque especulativo"

El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, mencionó a la empresa Shell como autora de una presunta compra masiva de dólares. El objetivo sería afectar el proyecto económico del gobierno argentino, dijo.

El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, denunció este viernes que el país fue objetivo de un presunto "ataque especulativo muy fuerte", al referirse a la fuerte devaluación que sufrió el peso en los últimos días, la más alta desde 2002.

"Se vio que hay intereses muy fuertes atentando contra el proyecto económico", dijo el ministro en una entrevista por radio "Continental".

El funcionario indicó que estos intereses "querían un dólar (ilegal) a 13 pesos, y de esa forma ayer mismo tuvimos ese ataque especulativo muy fuerte" contra el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Tras una fuerte devaluación, el gobierno anunció que desde el lunes volverá a autorizar a las personas la compra de dólares para la tenencia y ahorro, que había sido limitada desde octubre de 2011 por el gobierno con diferentes medidas.

¿Es la petrolera Shell culpable de la devaluación del peso argentino?

¿Es la petrolera Shell culpable de la devaluación del peso argentino?

Más acusaciones

El anuncio llegó el día después de que el dólar oficial pasara los 8 pesos, lo que marcó una devaluación del 12 por ciento, la más alta desde 2002.

En paralelo a la fuerte devaluación de los últimos dos días, se disparó también el dólar informal (ilegal). Ayer su cotización trepó alrededor del 8 por ciento, ya que se llegó a vender alrededor de 13,20 pesos.

El ministro también se refirió a la inflación, que está en torno al 11 por ciento, según las estadísticas oficiales, y alrededor del 25 por ciento, según la estimaciones privadas.

"Hasta ayer decían que los precios estaban basados en el dólar falso (blue) de 11, 12 pesos, y ahora dicen que como el dolar oficial llegó a 8, van a subir los precios. Es mucha mentira", se quejó.

Kicillof dijo que el Banco Central dejó que el mercado "se acomode entre la oferta y la demanda" y se llegó a 7,14 pesos por dólar el miércoles. El jueves "cuando estaba cotizando a 7,20, hubo un período de compra de dólares a 8,70. Fue de Shell. La maniobra es tan clarita que no hace falta explicarla demasiado".

"Es como entrar a una verdulería y querer comprar el kilo de tomates a 40 pesos cuando está a 12 y al salir de la verdulería se dice 'es insólito que esté 40 el kilo'", ejemplificó.

"Hubo un pedido de Shell por 3,5 millones de dólares, cursado por un banco extranjero, que pretendió poner el dólar a 8,40. Al mismo tiempo que el aparato propagandístico opositor y economistas agitaban con que hay una megadevaluación", dijo.

Mercados "maleables"

Ante la consulta de si 3,5 millones de dólares podían influir en la cotización, dijo que sí, porque "son mercados maleables, sometidos a procesos de especulación".

"Son sectores que han generado, con las cotizaciones paralelas, un negocio formidable, esa es nuestra preocupación, por supuesto", dijo.

El ministro de Economía contó que "se ponen de acuerdo" un banco y una empresa "y marcan una operación por encima de lo que está la cotización en el mercado y así van generando una psicosis".

"Los mismos que antes decían que había que sacar las restricciones son lo que ahora dicen que no se puede", se quejó en referencia a economistas y periodistas especializados a los que ubicó en la oposición.

"¿Por qué no decían antes que no se podían eliminar restricciones? Es un poco insoportable. La verdad es que caen en una contradicción permanente, que no es una contradicción normal como podemos tener todos, es porque sirven a otros intereses, son mentirosos", fustigó.

"Clima apocalíptico"

El ministro denunció que "se empezó a armar un clima apocalíptico" y señaló que "en los últimos tiempos" se fugaron 15.000 millones de dólares a través del "contado con liqui", es decir, comprando títulos en pesos que luego son vendidos, por ejemplo, en Nueva York en dólares.

Sobre la especulación de los sectores económicos dijo que hay productores que "están reteniendo la cosecha".

"Estimamos 11 millones de toneladas sin liquidar, cuando ya está entrando la cosecha nueva. Esos son 4.000 millones de dólares", que irían a las reservas del Banco Central.

El BCRA perdió el jueves 180 millones de dólares de reservas internacionales, que quedaron en 29.263 millones. Así, registra una merma de las reservas de 1.325 millones de dólares desde el inicio del año.

EL(dpa, efe)