Atom, mon amour - Francia y la energía atómica | Primer plano | DW | 14.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Primer plano

Atom, mon amour - Francia y la energía atómica

Ningún país aprecia tanto su energía atómica como Francia, donde prácticamente pertenece a la identidad nacional. Las centrales nucleares son responsables de tres cuartas partes de la energía que se produce en el país galo. De ahí que las críticas sobre sus posibles riesgos no sean allá bienvenidas.

Ver el video 28:36

Jean-Paul Simon, agricultor de Cirfontaines-en-Azois, fue llevado a juicio por poner su maquinaria a disposición de detractores de la energía atómica. Su tractor fue confiscado durante 16 meses. Ni siquiera en Fessenheim, en la frontera con Alemania, hay escepticismo con respecto a la energía atómica, a pesar de albergar la central nuclear más antigua del país, que regularmente genera titulares negativos. Ninguna otra planta ha experimentado tantos incidentes como ésta. Y aun así, esta localidad apenas está preparada para reaccionar ante un posible accidente. Sólo las pastillas de yodo que se venden en las farmacias y una maleta de emergencia en una escuela infantil que podría pertenecer a un tiempo pasado. ¿Por qué piensan así los franceses? Los autores del reportaje emprenden un viaje a través de este país, visitando a partidarios y críticos de la energía atómica. Así descubren que los niños en Francia crecen entusiasmados por la energía nuclear. Incluso algunas centrales organizan actividades infantiles como talleres de fabricación de velas a la sombra de las torres de refrigeración.