Atentados y explosiones tiñen de rojo la jornada en Irak | El Mundo | DW | 27.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Atentados y explosiones tiñen de rojo la jornada en Irak

Al menos 54 personas han perdido la vida en una nueva oleada de atentados en distintas ciudades del convulsionado país.

El peligro acecha en cualquier rincón en Bagdad. Desde hace un tiempo, los terroristas han concentrado sus misiones en áreas pobladas o mercados concurridos, para causar la mayor cantidad de daño posible. Eso ocurrió este domingo (27.10.2013), cuando numerosos atentados con bombas en Bagdad y otras áreas del país dejaron a lo menos 54 muertos.

Solamente en la capital hubo 11 atentados consecutivos, que se cobraron la vida de 35 personas y dejaron a 88 heridas. Los objetivos fueron, como casi siempre, zonas residenciales chiítas. El ataque más sangriento ocurrió en Abu Chir, al sur de la ciudad, donde seis personas perdieron la vida y catorce resultaron lesionadas por la explosión de un coche bomba en un mercado.

Ataques similares se registraron en los distritos de Sabaa al Bur (norte), Al Hurriya (noroeste), Shab (noreste, Al Mashtal (sureste), Nahrauan (este) y Al Bayá (suroeste), de acuerdo a información recopilada por la agencia de noticias española EFE. Aparte de mercados, también una estación de autobuses se convirtió en blanco para los grupos de insurgentes que buscan poner en jaque al Gobierno.

Violencia que no tiene fin

En Mosul, al norte de Bagdad, en tanto, una bomba mató a 14 personas y dejó 39 heridos entre una multitud de personas que esperaba frente a un banco para cobrar sus pensiones, de acuerdo al testimonio de un agente policial citado por diversas fuentes. La mayoría de las víctimas fatales eran militares jubilados.

En otra zona de la misma ciudad, tres soldados murieron y uno resultó herido al explotar una bomba al paso de su patrulla, en el norte de Mosul, mientras que en Sukar, al este de la misma urbe, dos albañiles fueron tiroteados por un grupo armado. En todos los casos se desconoce la autoría, aunque las sospechas suelen recaer en la rama local de Al Qaeda.

La violencia parece no detenerse en Irak, donde las cifras de víctimas fatales se han disparado en los últimos meses. Los registros suman al mes cerca de un millar de vidas humanas segadas por la violencia religiosa que ha hecho de 2013 el año con más pérdidas en los últimos cinco años.

DZC (dpa, EFE, Europa Press, BBC)

Publicidad