Atentado en Kabul a horas del cambio de mando | El Mundo | DW | 28.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Atentado en Kabul a horas del cambio de mando

Una bomba explotó en la plaza de Zanbaq, cerca del complejo cívico que recibirá a las nuevas autoridades afganas y a mandatarios extranjeros.

A horas de que el lunes se produzca la investidura del nuevo presidente de Afganistán, una bomba explotó este domingo (28.09.2014) en un vehículo militar justo en el barrio diplomático de Kabul donde se realizará la ceremonia, lo que pone en entredicho la seguridad que será desplegada en el acto, al que asistirán dignatarios de varios países. La explosión dejó un herido, pero no hubo víctimas fatales.

La policía informó que la explosión fue provocada por una bomba magnética que fue acoplada a un camión militar en la plaza de Zanbaq, donde se encuentra el gran complejo que alberga al palacio presidencial y a varias embajadas. El viceportavoz del Ministerio del Interior, Najib Danish, confirmó los hechos a Reuters, detallando que “a las 9:15 de esta mañana, una bomba adhesiva acoplada a un vehículo militar explotó, hiriendo al conductor”.

La seguridad es estrecha en Kabul antes de que Ashraf Ghani jure el cargo el lunes, en reemplazo de Hamid Karzai y justo antes de que la mayoría de tropas extranjeras se retiren del país a finales de año. En el acto también jurará su cargo el otro candidato presidencial, Abdullah Abdullah, nombrado jefe de Estado, un puesto similar al de primer ministro, en un inédito acuerdo que consiguió destrabar la crisis política producida tras las elecciones.

Talibanes a la ofensiva

El relevo en la Presidencia se produce en un contexto en que los talibanes han intensificado sus ofensivas en varios distritos del país, con decenas de muertos en los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad afganas durante la última semana. El objetivo de estos ataques sería alejar a los visitantes y crear un ambiente de inseguridad. Las milicias talibanes han declarado que, pese al cambio de gobierno, la guerra continuará.

En otros atentados ocurridos en el país perdieron la vida al menos 14 personas, informó la policía. En la provincia de Farah, un agente mató a cinco de sus compañeros tras abrir fuego contra ellos. Al parecer el agente tenía contacto con los talibanes. En Wardak, en el este del país, murieron otras cinco policías al estallar una bomba, según señaló un portavoz del gobernador local. En la provincia de Badajshan hubo un ataque contra un puesto policial.

DZC (dpa, Reuters, EFE)