Atentado con bomba en un salón de bodas del sureste de Turquía | Política | DW | 20.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Atentado con bomba en un salón de bodas del sureste de Turquía

Al menos 50 muertos deja la deflagración, mientras toma fuerza la hipótesis del atacante suicida. Gaziantep se encuentra a 50 km de la frontera siria.

Un atentado en la provincia de Gaziantep, en el sudeste de Turquía, provocó al menos 50 muertos y 94 heridos entre los participantes en la celebración de un matrimonio. El gobernador de la provincia, Ali Yerlikaya, confirmó, a través de la agencia de noticias estatal Anadolu, que se trató de un "atentado terrorista", sin aclarar posibles responsables y dio la cifra inicial de 13 víctimas mortales, que en apariciones posteriores fue elevando. Un atacante suicida pudo haber provocado la explosión, indicó a la emisora NTV Mehmet Erdogan, diputado del partido gubernamental AKP.

El atentado se produjo poco antes de la medianoche en una céntrica calle de la ciudad de Gaziantep, situada a 50 km de la frontera con Siria, por lo que numerosos grupos armados sirios la utilizan como retaguardia. Las ambulancias se dirigieron rápidamente a la zona. Videos difundidos por las redes sociales mostraban el caos en el lugar, mientras la gente utilizaba la luz de sus teléfonos celulares para encontrar a sus amigos y familiares entre las víctimas.

Türkei Explosion bei Hochzeit in Gaziantep

Las víctimas lloran a sus muertos.

Veto a la información

Aunque ningún grupo ha reivindicado el ataque, el presidente turco, Redep Tayyip Erdogan, ha señado directamente a Estado Islámico. La ciudad se halla fuera del ámbito de actuación habitual de la guerrilla kurda, pero el partido izquierdista prokurdo HDP indicó en un comunicado que los novios que se casaban eran miembros de su formación política.

La Autoridad de Radio y Televisión turca (RTÜK) ha impuesto una prohibición temporal a los medios, vetando todo tipo de información "sobre el momento o las circunstancias de la explosión, el trabajo de los empleados públicos y los heridos o muertos" con el fin de "no obstaculizar la aclaración del suceso y la detención de sospechosos". De esta prohibición de exceptúan "las declaraciones de las autoridades competentes", señala el organismo en un comunicado divulgado en su página web.

LGC (dpa / EFE)


DW recomienda

ADVERTISEMENT