Ataques en Afganistán dejan al menos 55 muertos | El Mundo | DW | 19.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataques en Afganistán dejan al menos 55 muertos

Atentados perpetrados por talibanes en Kandahar, Balkh y Farah fueron dirigidos a soldados a policías afganos, decenas de los cuales fallecieron.

Al menos 55 soldados y policías afganos perdieron la vida en ataques talibanes en las provincias de Kandahar, Balkh y Farah en las últimas 24 horas, indicaron hoy las autoridades. Al menos 43 soldados murieron hoy en un ataque de los talibanes contra una base militar en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán, en el que también cayeron 10 extremistas, informó el Ministerio de Defensa en Kabul. Además hay nueve soldados heridos.

Solamente dos militares sobrevivieron ilesos al ataque, que comenzó a las 02:30 de la madrugada con la explosión de dos coches bomba frente a las puertas de la base, dijo un parlamentario de Kandahar, Jalid Pashtun. Luego un grupo de milicianos entró en las instalaciones.

Los talibanes aseguraron en Twitter haber matado a 60 personas, aunque sus afirmaciones suelen ser exageradas. Mientras tanto, seis policías afganos murieron cuando los talibanes tendieron una emboscada a una patrulla en la provincia de Balkh, en el norte del país, la noche del miércoles, contó a dpa el portavoz de la Policía Sher Jan Durani.

Asedio constante

En Farah, un ataque de talibanes contra un puesto de control de la Policía dejó seis agentes muertos y otro herido la noche del miércoles. Los talibanes llevan meses atacando cada semana y a veces a diario puestos y bases de las fuerzas de seguridad afganas. El martes por la mañana mataron a 48 personas en un centro de entrenamiento policial en la provincia de Paktia, en el este de Afganistán, 20 de ellas civiles. También murió el jefe de policía de la provincia.

Las fuerzas internacionales constatan que desde el final de la misión de combate de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la retirada de la mayoría de los soldados extranjeros en diciembre de 2014 ha habido "pérdidas vertiginosas" entre las fuerzas de seguridad afganas. Solamente en 2016 murieron más de 8.000 soldados y policías y más de 14.000 resultaron heridos. A causa de ello Estados Unidos y algunos aliados de la OTAN quieren volver a enviar miles de soldados a Afganistán. Washington ya ha intensificado de manera clara sus ataques aéreos con jets y drones contra los talibanes.

EL(dpa, afp)

DW recomienda

Publicidad