Ataque de rebeldes sirios deja 31 muertos en Damasco | El Mundo | DW | 19.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataque de rebeldes sirios deja 31 muertos en Damasco

Grupo vinculado a Al Qaeda hizo estallar un puesto de control del Ejército. Bombardeos y enfrentamientos en las afueras de la capital muestran que el conflicto no cede.

Pareciera que la guerra civil siria ha desaparecido de los medios, pero eso no significa que los enfrentamientos y las muertes no se sigan repitiendo en las calles del convulsionado país asiático. Este sábado (19.10.2013), un grupo rebelde hizo volar un puesto de control militar en las afueras de la capital, Damasco, causando la muerte de 16 soldados del régimen, y de unos 15 milicianos, que se enfrentaron con las fuerzas del Ejército tras la explosión.

De acuerdo al Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, el atentado fue obra de Al Nusra, un movimiento cercano a Al Qaeda. Al Nusra señaló en su cuenta de Twitter que sus fuerzas habían tomado el puesto de control y que combatían para hacerse con otro cercano. Mientras, la televisión estatal siria habló de un “atentado terrorista”, sin especificar el número de bajas entre las filas de las fuerzas de Bashar al Assad, aunque aseguró que el objetivo había sido un barrio cristiano.

“La detonación estuvo dirigida contra el puesto de control en el área de Mleiha, a las afueras del suburbio de Jaramana", señaló a la agencia alemana dpa el presidente del Observatorio Sirio, Rami-Abdel Rahman. Como represalia, aviones de combate sirios bombardearon zonas cercanas en poder de la oposición. Videos subidos a Internet por activistas mostraban al menos una columna de humo en la localidad de Mleiha, a la vez que se oye el paso de los jet de combate.

¿Conferencia de paz en noviembre?

En otros puntos de Damasco, las fuerzas sirias intentaron asaltar el barrio de Mouadamiya, que el Ejército ha bloqueado durante meses, lo que ha llevado a un incremento de la mortalidad por el hambre y la malnutrición. Los intentos fueron rechazados con el disparo de cohetes por parte de los rebeldes contra un barrio que se encuentra en poder de las fuerzas del Gobierno.

La mayoría de las zonas periféricas de Damasco están controladas por grupos rebeldes. El régimen ha estado intentando tomar áreas como Guta Este y Maadamiyet al Sham, pero los alzados han repelido los ataques. El control de esas áreas es vital para Al Assad y sus fuerzas, que necesitan mantener un pasillo para reabastecer a sus tropas.

Por otra parte, el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi, comenzó una gira por Cercano Oriente este sábado para allanar el camino para una conferencia de paz en Ginebra que permita acabar con un conflicto que ya ha causado la muerte de más de 120.000 personas, según datos de distintas organizaciones. La conferencia se realizaría en noviembre, aunque la oposición todavía no decide participar en ella.

DZC (Reuters, dpa, Europa Press)

Publicidad