Argentina, a un paso de la despenalización del aborto | Argentina | DW | 15.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Argentina

Argentina, a un paso de la despenalización del aborto

La despenalización del aborto ganó en la Cámara de Diputados y en las calles de la capital argentina. Las miradas se centran ahora en el accionar del Senado.

En la maratónica sesión en Diputados, el resultado de la votación fue parejo, levemente a favor del proyecto (129 a favor y 125 en contra).

En las calles, en tanto, la "marea feminista” que por estos días tiene en ebullición al país, avanzó con paso ganador.

Pero el tema es un claro divisor de aguas en el país, y una Cámara de Diputados literalmente partida al medio, es cabal muestra de la fuerte representación de ambas posturas en el seno de la sociedad.

Posiciones enfrentadas

Ileana Arduino, abogada feminista, integrante del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales.

Ileana Arduino, abogada feminista, integrante del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales.

"Me parece que quedó claro que, de un lado, hay un conjunto de argumentos concretos que plantean la responsabilidad diferenciada del Estado frente a los derechos, y del otro, un conjunto de dogmas y de oportunidades para la hipocresía”, dijo a DW Ileana Arduino, abogada feminista, integrante Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales:del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales.

"La cuestión es si vamos a tener un Estado que garantiza derechos o un Estado que encubre hipocresías”, concluyó.

Desde la otra vereda, Cristina Miguens, editora de la revista Sophiay una de las expositoras contra el proyecto en el Parlamento, sostuvo ante DW: "Hoy lo que siento es una profunda tristeza por la media sanción de esta ley, que no sólo no resuelve el problema concreto sino que lo agrava”.

Cristina Miguens, editora de la revista Sophia.

Cristina Miguens, editora de la revista Sophia.

"Algún día la humanidad, nuestros nietos quizás, van a juzgar el aborto como hoy juzgamos la esclavitud, la guillotina, el Holocausto o el trabajo infantil en las minas de carbón: aberraciones contra los derechos humanos”, indicó.

"Algún día la humanidad va a ampliar su conciencia, más allá de las "razones" disfrazadas de feminismos, y podrá ver con claridad el horror del aborto”, concluyó Miguens.

La cosecha política de Macri

El gobierno del Presidente Mauricio Macri, en tanto, parece cosechar, en términos de aprobación social, los beneficios de su decisión de habilitar la discusión en el Congreso. Pero aun está por verse el alcance de las consecuencias para su gestión.

"El proceso que desembocó en esta votación tiene lugar precisamente en un momento en el cual, y ya desde hace unos meses, el gobierno ha perdido el centro del ring, para decirlo con una metáfora del boxeo”, graficó el sociólogo Pablo de Marinis en diálogo con DW.

"Las implicancias políticas de esta votación son realmente imprevisibles”, aseguró de Marinis, también Profesor de la Universidad de Buenos Aires e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, CONICET.

"Se da una extraña cadena de acontecimientos, por la cual nadie va a poder atribuirse fácilmente el logro de haber empezado a saldar lo que, creo, es una de las más importantes deudas de la democracia argentina”, completó el investigador.  

Pablo de Marinis, sociólogo, profesor de la Universidad de Buenos Aires e investigador del CONICET.

Pablo de Marinis, sociólogo, profesor de la Universidad de Buenos Aires e investigador del CONICET.

Sobre el ambiente en que se vivió el proceso del lado impulsor de la iniciativa, Arduino sostuvo: "Fue una fiesta. Tiene que ver con los modos de entender la política y la ocupación del espacio público, en los que explícitamente no hay renuncia a la alegría”.

Y agregó: "Más allá de los resultados, el proceso mismo de debate, de consulta a especialistas, de convocatoria a las más diversas voces, es un proceso que no puede ostentar casi ninguna ley en la Argentina en democracia. Por lo cual, también debemos al movimiento feminista la profundización de la calidad de la discusión”.

El Senado en el centro de la escena

El proyecto de ley llega ahora al Senado, una Cámara tradicionalmente más conservadora y permeable a la influencia de los gobernadores.

Pero los jefes de los bloques mayoritarios ya han adelantado su apoyo a la iniciativa: "Habrá un efecto imparable y la ley va a salir del Senado. Tengo confianza en que la ley va a salir”, pronosticó en declaraciones al diario argentino Clarín el jefe de la bancada justicialista, Miguel Ángel Pichetto.

Y en el mismo sentido se pronunció Luis Naidenoff, jefe del interbloque Cambiemos en el Senado: "El Senado tiene que hacerse cargo de la demanda ciudadana y legislar realidades. El aborto no es una cuestión de fe sino de salud pública”, sostuvo.

Por una cuestión numérica, será el peronismo en sus diferentes vertientes, el que, en definitiva, tendrá la llave para la aprobación de la ley en esta instancia.

Al respecto, apuntó de Marinis: "Para mí sigue siendo un enigma saber qué hará (la expresidenta) Cristina Fernández de Kirchner”.

"Supongo que si quiere tener algún futuro como líder de un espacio progresista en el país deberá revisar sus antiguas posiciones” (contrarias al proyecto), evaluó.

El país está más cerca de la despenalización del aborto y no parece haber vuelta atrás. El Senado tiene ahora la palabra.

Autora: Maricel Drazer (CP)

 

DW recomienda

Enlaces externos