Arabia Saudita y la tentación nuclear | Política | DW | 22.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Arabia Saudita y la tentación nuclear

¿Estados Unidos suministrará tecnología nuclear civil a Arabia Saudita? Si el reino adquiriera esta tecnología podría desestabilizar toda la región. También hay preocupación en Israel.

¿Lo está haciendo o no? Los diputados estadounidenses quieren comprobar si el presidente Donald Trump está impulsando la venta de tecnología nuclear sensible a Arabia Saudita. La comisión permanente de investigación de la Cámara de Representantes de Estados Unidos anunció el martes (19.02.2019) que "varios informantes" han advertido sobre un posible conflicto criminal de intereses. El temor es que la corona pueda utilizar la tecnología estadounidense para construir una bomba nuclear. Esto podría profundizar aún más las tensiones entre Riad y su archirrival Teherán.

Pero, ¿cuán grande es el paso de la energía nuclear del uso civil al uso militar? Ambas tecnologías están "tan estrechamente vinculadas que difícilmente pueden separarse", según un documento del Centro Internacional de Conversión de Bonn (BICC, por sus siglas en inglés). "Con la aplicación civil de la tecnología nuclear se pueden obtener conocimientos, materiales y tecnología que también pueden utilizarse para un programa nuclear militar", añade el texto.

Sin embargo, el experto saudí Sebastian Sons, de la Sociedad Alemana de Política Exterior (DGAP, por sus siglas en alemán), dice que la preocupación principal de Riad en materia nuclear no está enfocada en el campo militar. Según Sons, el reino se encuentra bajo una considerable presión económica.

Arabia Saudita está tratando de liberarse de su dependencia económica del petróleo, cuya exportación sigue representando el 80 por ciento de los ingresos. Es por eso que el país ha estado tratando desde hace un buen tiempo de diversificar su economía energética, afirma Sons en diálogo con DW. En este contexto, depende de la cooperación con otros socios, en particular con Estados Unidos.  

Hoy por hoy, Arabia Saudita no está en condiciones de producir energía nuclear sin socios internacionales. Sin embargo, el país se está esforzando por lograr la mayor independencia posible en lo que refiere a esta tecnología de punta. En marzo de 2018, el reino aprobó un plan nacional de energía atómica que prevé la construcción de al menos 16 centrales nucleares en los próximos 20 años. 

Una región inestable

El tema de la energía nuclear ha estado causando disturbios en la región durante años. En un principio el debate giró en torno al programa nuclear de Irán, que a su vez era el mayor competidor de Arabia Saudita en aquella parte del mundo. 

Luego de que Estados Unidos rescindiera el acuerdo nuclear con Irán, el Gobierno iraní mira a Riad con especial desconfianza. El anuncio por parte del Congreso de Estados Unidos llevó a que el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammed Jawad Sarif, escribiera el miércoles en Twitter: "Primero un periodista desmembrado, ahora la venta ilícita de tecnología nuclear a Arabia Saudita expone compleatamente la hipocresía de Estados Unidos".

Reservas también desde Israel

Las críticas a los posibles planes nucleares de Arabia Saudita también provienen de Israel. Es cierto que Riad y Jerusalén, motivados por su oposición común a Irán, se han acercado. Sin embargo, las ambiciones nucleares del reino son vistas con escepticismo en Jerusalén. En una entrevista con DW, el analista político israelí Yoni Ben Menahem dice que Israel se opone fundamentalmente a que un Estado árabe tenga posesión de tecnología nuclear.

Esto también se aplica a Arabia Saudita. "Nunca se sabe quién podría tomar el poder en algún momento. Si los movimientos extremistas tomaran el timón podrían utilizar el programa nuclear civil con fines militares", dice Ben Menahem. Además, la existencia de tecnologías nucleares en Arabia Saudita podría llevar a otros Estados de la región a buscar lo mismo. "Y eso significaría que la región podría entrar en una carrera de armas nucleares", añade.

Sons también identifica este peligro. El príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman ha declarado que su país debe reaccionar si Irán vuelve a su programa nuclear. Lo cierto es que si las tensiones entre Arabia Saudita e Irán continúan incrementándose, esto puede socavar la estabilidad de toda la región. 

dg/rrr

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad