Arabia Saudita vs. Irán: “Más que escaramuzas” | El Mundo | DW | 09.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Internacional

Arabia Saudita vs. Irán: “Más que escaramuzas”

Retórica, ruido de sables, misiles: ¿Hay peligro de una guerra abierta entre Arabia Saudita e Irán? Sebastian Sons, experto en el Medio Oriente, espera que no sea así, porque toda la región se sumiría en el caos.

Jemen Videostill Raketenabschuß auf Saudi-Arabien (Reuters)

Esta imagen muestra supuestamente el lanzamiento de un misil de las fuerzas hutíes que iba dirigido contra el aeropuerto de Riad.

DW: El príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman, acusa a Irán de estar tras el lanzamiento de un misil contra Riad el fin de semana. Habló incluso de un posible "acto de guerra”. ¿Son estas las primeras escaramuzas y amenaza con desatarse una guerra entre ambas potencias regionales?

Sebastian Sons: En realidad son más que escaramuzas. La pugna entre Irán y Arabia Saudita se ha intensificado desde 2011 y, especialmente, después del acuerdo en torno al programa nuclear iraní en 2015. Lo vemos en Yemen, lo vemos en Siria, en Baréin y ahora también en el Líbano. Pero que ahora se hable abiertamente de un acto de guerra representa otra dimensión. En el fondo, eso debería acarrear una respuesta correspondiente, con medios militares. Pero eso es muy inquietante, si uno imagina que podrían producirse acciones militares directas.

¿Cuánto falta para una verdadera guerra?

La espiral continúa escalando rápidamente y ha alcanzado otro clímax. No obstante, aún confío en que no se llegue a un conflicto militar directo entre Irán y Arabia Saudita. En el fondo, ninguno de los dos países puede tener interés en semejante guerra. Sobre todo Arabia Saudita no está en condiciones de poder ganar una guerra así, pese a que tiene mucho armamento. Por eso, efectivamente, todavía creo que el enfrentamiento se mantendrá en el campo retórico y no pasará al de batalla.

Lea también:
Arabia Saudita cierra accesos a Yemen tras ataque con misil

Nuevos frentes en el Medio Oriente

¿Qué ocurriría si se traslada al campo de batalla? ¿Se incendiaría toda la región?

La región arde ya por todos lados. Y una confrontación directa entre Irán y Arabia Saudita precipitaría al Medio Oriente por completo al caos. Nadie puede estar interesado en ello, ni dentro ni fuera de la región. Por eso, puedo imaginar que la escalada continuará como hasta ahora. Es decir, que se seguirá recurriendo a diferentes aliados, como, por ejemplo a Hezbolá, que ha de verse como aliada de Irán en el Líbano.

En la lucha por la influencia en el Líbano, han cambiado las figuras en el tablero. El primer ministro Saad Hariri renunció cuando realizaba una visita a Riad. ¿Cuál es el interés de Arabia Saudita?

Deutschland Sebastian Sons Experte der DGAP (DGAP)

Sebastian Sons, especialista en Medio Oriente.

Es difícil de decir. Hasta ahora había habido una especie de acuerdo con los iraníes de dejar relativamente en paz al Líbano. Hezbolá era parte del gobierno. Pero ahora, con Hariri, se va por así decirlo la parte proiraní, o quizá renunció por presión de los sauditas. Podría interpretarse como señal de que los sauditas buscan ahora también la confrontación con Hezbolá. Hay rumores de que los sauditas esperan que Israel se movilice militarmente contra Hezbolá, para deshacerse así de un aliado de Irán. Solo puedo esperar que no sea esa la estrategia saudita, porque eso de seguro conduciría a más enfrentamientos bélicos y a una mayor inestabilidad en la región.

¿Por qué se precipitan los acontecimientos justamente ahora? Aparte de todo lo ocurrido en política exterior, el príncipe Bin Salman ha mandado a detener a media cúpula estatal saudita…

Al respecto solo se puede especular. La ola de detenciones en Arabia Saudita es la continuación de la política que el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, inició ya en los últimos meses. Comenzó despojando de poder al sucesor original, Mohamed bin Naif, en junio. El próximo paso fue la detención de influyentes clérigos, y ahora apunta contra los políticos, miembros de la propia familia y hombres de negocios. Con ello quiere consolidar su poder. No quiere tener que temer a nadie cuando tarde o temprano se convierta en rey. Tras eso hay una planificación de largo plazo.

¿Se atreve ahora el príncipe heredero a pasar a la ofensiva porque Trump lo respalda y despotrica contra Irán?

Los propios sauditas lo niegan con vehemencia. Yo, sin embargo, soy de la opinión de que sí es un motivo. Donald Trump demostró en su primer viaje a Riad que apoya plenamente a Arabia Saudita. Prácticamente le dio carta blanca para hacer lo que quiera…. Y eso también es, para Mohamed bin Salman, una señal de que puede actuar con fuerza.

Sebastian Sons es investigador asociado de la Sociedad Alemana de Política Exterior.

Autor: Peter Hille (ERS/VT)

DW recomienda

Publicidad