Arabia Saudita anuncia el comienzo del mes sagrado del Ramadán | El Mundo | DW | 23.04.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Arabia Saudita anuncia el comienzo del mes sagrado del Ramadán

Arabia Saudita anunció que este viernes será el primer día del mes sagrado musulmán del Ramadán, que este año viene marcado por la COVID-19 que incluso ha obligado a cerrar las ciudades sagradas de La Meca y Medina.

La agencia de noticias oficial saudí, SPA, informó hoy que el Tribunal Supremo de Arabia Saudí dictaminó que este viernes, 24 de abril, comenzará el mes de Ramadán, el noveno del calendario lunar islámico. 

El dictamen fue emitido después de que "siete expertos hayan observado la media luna de Ramadán", según la televisión estatal Al Ijbariya.

Por tradición, el comienzo del Ramadán no se calcula de forma matemática sino con la observación directa de la luna, aunque suele haber discrepancias entre los distintos países musulmanes, sobre todo entre los de mayoría suní y chií. 

Tras el anuncio de Arabia Saudí, que suele ser el referente para los suníes, su vecino y aliado Baréin decretó que el Ramadán comenzará este viernes.

Mientras, la oficina de la máxima autoridad religiosa chií de Irak, el ayatolá Ali al Sistani, informó de que el Ramadán dará comienzo el sábado, después de no haber visto al anochecer de hoy la media luna. 

Prohíben oraciones colectivas

Si bien la fecha de inicio del Ramadán siempre es polémica, este año todos los países se han puesto de acuerdo en las medidas que deben aplicarse para prevenir la expansión del coronavirus durante el mes sagrado, prohibiendo en primer lugar los rezos colectivos en las mezquitas y otros lugares públicos.

También afectan las medidas de distanciamiento social y el cierre de establecimientos de ocio, deportivos y comerciales, que durante el Ramadán experimentaban una gran actividad en las horas nocturnas, además del toque de queda que está en vigor en casi todos los países por la noche.

Durante este mes, los musulmanes deben abstenerse de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales desde el amanecer hasta el atardecer, y sólo quedan exentos las mujeres embarazadas o con la menstruación, los enfermos y los viajeros.

Este año, a la sombra de la COVID-19, los expertos y clérigos han señalado que la pandemia no tiene que afectar al ayuno, excepto en el caso de aquellos que hayan contraído la enfermedad.

er (efe, afp, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda