Aprueba el Bundestag controvertida resolución sobre genocidio contra armenios | ACTUALIDAD | DW | 02.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Aprueba el Bundestag controvertida resolución sobre genocidio contra armenios

La resolución causó creciente tensión entre Alemania y Turquía, que calificó al pronunciamiento como "irracional". Se espera fuerte reacción de Ankara.

El Parlamento alemán hizo oídos sordos a las advertencias de Turquía y aprobó hoy casi por unanimidad una resolución que califica de "genocidio" la masacre perpetrada por el Imperio otomano a los armenios hace 100 años, en un paso que promete tensar la ya difícil relación Berlín y Ankara.

Todos los diputados, con excepción de un voto en contra y una abstención, apoyaron la resolución consensuada entre el opositor Los Verdes y las tres fuerzas que forman el Gobierno: la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel, su versión bávara (CSU) y los socialdemócratas (SPD).

La canciller, que mostró su apoyo a la resolución, no estuvo presente durante la votación en el Bundestag por motivos de agenda. Tampoco participaron su vicecanciller, Sigmar Gabriel, ni el ministro de Exteriores Frank-Walter Steinmeier, de visita en Argentina.

"Nuestra intención no es sentar a Turquía en el banquillo de los acusados, sino decir que una reconciliación sólo es posible si se llama a los hechos por su nombre", explicó antes de la votación el jefe parlamentario de la CDU, Volker Kauder.

El hecho de que Turquía esté "haciendo grandes cosas" apoyando a la Unión Europea (UE) en la crisis de los refugiados "no cambia el hecho de que se haya sometido a los armenios a un sufrimiento indescriptible", sostuvo Kauder, un hombre de confianza de Merkel.

Moción de Los Verdes

El diputado Cem Özdemir, descendiente de turcos y miembro del partido Los Verdes, principal impulsor de la resolución, denunció la complicidad del Imperio alemán como aliado del otomano durante la Primera Guerra Mundial y consideró "una responsabilidad histórica" para Alemania "reconocer su parte de culpa".

Desde que se conoció el plan del Parlamento alemán, Turquía advirtió en varias ocasiones sobre las consecuencias que tendría la resolución.

Tanto el nuevo primer ministro Binali Yildirim como el presidente Recep Tayyip Erdogan alertaron de que el voto a favor de la resolución perjudicaría "las relaciones diplomáticas, económicas, sociales, políticas y militares entre los dos países".

También los representantes de la nutrida comunidad turca en Alemania condenaron la votación como "un espectáculo político". Alrededor de mil personas se manifestaron la noche del miércoles contra la resolución frente a la Puerta de Brandeburgo en Berlín.

El imperio otomano expulsó y asesinó a hasta 1,5 millones de armenios durante la Primera Guerra Mundial, según las estimaciones. Turquía, sucesora del imperio, lamentó lo ocurrido, pero rechazó siempre que denominarlo "genocidio".

Una palabra poderosa

Sin embargo, una veintena de Gobiernos, incluyendo los de Francia, Italia y Rusia, designaron oficialmente como "genocidio" las matanzas. El papa Francisco calificó lo ocurrido a los armenios como "el primer genocidio del siglo XX".

La resolución votada hoy en Berlín usa la palabra dos veces y concluye diciendo que el destino de los armenios "ejemplifica la historia de exterminios masivos, limpiezas étnicas y genocidios que el siglo XX registró de forma tan horrenda".

La tensión se suma a diversos roces con Turquía por la situación de los derechos humanos en el país y llega en un momento en que la Unión Europea (UE), en parte a instancias de la propia Merkel, apuesta por Ankara como pieza clave para resolver el drama de los miles de refugiados que siguen llegando al continente.

EL(dpa, ap)

DW recomienda