Aplazada la votación de la ley de Israel como ″Estado judío″ | El Mundo | DW | 24.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Aplazada la votación de la ley de Israel como "Estado judío"

El controvertido proyecto de ley amenazaba con provocar una crisis en la coalición de gobierno. La iniciativa se produce en un momento de especial tensión por el acceso a los lugares santos en Jerusalén.

Al posponer la votación en el Parlamento de un controvertido proyecto de ley que consagra el carácter judío del país, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu consiguió hoy (24.11.2014) desactivar temporalmente una crisis en la coalición de gobierno. La primera lectura del borrador ante la Knesset, el Parlamento israelí, había sido programada para el miércoles y fue pospuesta al menos siete días tras la mediación del ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, informó el Canal 2.

La ministra de Justicia, Tzipi Livni, y el ministro de Finanzas, Yair Lapid, dos socios centristas clave en el gobierno de Netanyahu, ya habían anunciado que no iban a apoyar la ley que impulsan las fuerzas más conservadoras y de ultraderecha del gabinete. "Creo que esta propuesta de ley daña el sionismo y destruye el Estado de Israel", dijo hoy la ministra centrista Livni. "Si se presenta (al Parlamento) el miércoles no vamos permitir que se apruebe", dijo la ministra a Ynet TV.

Lapid, el principal socio de Netanyahu con los 19 escaños que aporta su formación, Yesh Atid, también anunció que, al igual que Livni, tampoco iba a votar el proyecto de ley. "El primer ministro tendrá que considerar si quiere expulsar ministros de su Gobierno y romper la coalición por su oposición a una ley que va contra un Israel que es ambas cosas: judío y democrático", señaló Livni.

Consagrar el "carácter judío" de Israel

Sin el apoyo de Livni y Lapid, Netanyahu no contaría con mayoría, ya que su coalición suma en total 68 escaños de un pleno de 120 diputados. Tras un acalorado debate el domingo, 14 miembros del gabinete votaron a favor del proyecto de ley y seis votaron en contra, a pesar de las críticas de que la propuesta puede ofender e infringir los derechos de las minorías no judías.

Netanyahu finalmente llegó al compromiso de que la versión final de la ley sería reformulada con la ayuda del fiscal general de Israel. La cuestionada iniciativa se produce en un momento de tensiones entre judíos y musulmanes por el acceso a los lugares santos en Jerusalén y por la construcción de asentamientos. Los árabes israelíes constituyen una minoría del 20 por ciento de los 8 millones de personas que integran la población de Israel. Netanyahu, por su parte, argumentó que actualmente es necesario consagrar el carácter judío de Israel por ley, debido a los esfuerzos por deslegitimar al país.

MS (dpa/efe)