Angela Merkel promete luchar contra el extremismo de derecha | Alemania | DW | 05.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Angela Merkel promete luchar contra el extremismo de derecha

En un acto conmemorativo para las víctimas del terrorismo neonazi y luego de que varios políticos recibieran amenazas de muerte de la extrema derecha, la canciller alemana prometió hacer más contra este flagelo.

"Como nación, tenemos que asegurarnos de que estas cosas no se repitan", dijo la canciller alemana Angela Merkel a periodistas en la ciudad de Zwickau, en el este de Alemania, donde se erigió un nuevo monumento en honor a las víctimas de la célula extremista de derecha Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU).

El monumento consiste en 10 árboles plantados en un campo en el centro de la ciudad, uno para cada una de las 10 víctimas del grupo terrorista. Entre 2000 y 2007, los tres líderes de la NSU tenían su base en Zwickau, donde evadieron a las autoridades y orquestaron ataques en todo el país,con la ayuda de subalternos. La policía ignoró en gran parte los crímenes, dirigidos a inmigrantes, y durante años falló en rastrear las conexiones entre ellos, hasta que el grupo mató a una mujer policía.

"Es nuestra misión que algo como esto nunca vuelva a suceder", expresó Merkel. Estas familias deben poder llevar nuevamente una buena vida en Alemania, "como la que todos deseamos", expresó Merkel.

Víctimas de la NSU: Enver Simsek, Abdurrahim Özüdogru, Süleyman Tasköprü, Habil Kilic, Michele Kiesewetter, Mehmet Turgut, Ismail Yasar, Theodorus Boulgarides, Mehmet Kubasik y Halit Yozgat. (picture-alliance/dpa)

Víctimas de la NSU: Enver Simsek, Abdurrahim Özüdogru, Süleyman Tasköprü, Habil Kilic, Michele Kiesewetter, Mehmet Turgut, Ismail Yasar, Theodorus Boulgarides, Mehmet Kubasik y Halit Yozgat.

Recientes amenazas de muerte

Mientras la canciller intentaba presentar sus respetos a las víctimas y dirigirse a escolares y funcionarios locales, justo al otro lado de la calle del monumento conmemorativo, un grupo de manifestantes coreaba "¡Merkel debe irse!" y "propaganda".

"Hemos experimentado en los últimos años y meses cómo los pensamientos se convierten en palabras y las palabras en acciones", reaccionó Michael Kretschmer, primer ministro del estado federado de Sajonia, en su intervención.

Kretschmer subrayó la necesidad urgente de un ajuste de cuentas público con actos e ideologías de derecha. "Nos hemos reunido en este sitio para presentar nuestros respetos a los inocentes que fueron asesinados y hay gente que protesta por eso", criticó. Esto dice mucho de los tiempos en los que vivimos y de las posturas de estas personas, alertó.

Ver el video 02:50

Alemania: insuficiente acción del gobierno contra violencia ultraderechista

Kretschmer subrayó la necesidad urgente de un ajuste de cuentas público con actos e ideologías de derecha. "Nos hemos reunido en este sitio para presentar nuestros respetos a los inocentes que fueron asesinados y hay gente que protesta por eso", dijo, "esto demuestra los tiempos en los que vivimos y las actitudes de estas personas".

Este acto y las declaraciones de Merkel tienen lugar poco después de que políticos de alto nivel de partidos que representan la totalidad del espectro político alemán denunciaran amenazas de muerte.

Ya el verano pasado una de esas amenazas se hizo realidad, cuando el político regional Walter Lübcke fue asesinado a tiros en su casa en el centro de Alemania. Y en octubre, un pistolero extremista de derecha mató a dos personas en Halle, justo al noroeste de Zwickau, después de no poder ingresar a una sinagoga para llevar a cabo una masacre en una festividad judía.

 La canciller alemana Angela Merkel visita el monumento dedicado a las víctimas del grupo terrorista de extrema derecha Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), en Zwickau (04.11.2019)

La canciller alemana Angela Merkel visita el monumento dedicado a las víctimas del grupo terrorista de extrema derecha Clandestinidad Nacionalsocialista (NSU), en Zwickau (04.11.2019)

Flagrantes puntos ciegos

A las autoridades alemanas les tomó casi una década conectar diez asesinatos contra dueños de negocios, en su mayoría turcos, y rastrearlos hasta conectarlos con la NSU, lo que provocó la creación de una comisión de investigación en el Parlamento alemán y una protesta nacional sobre los puntos ciegos de las autoridades con respecto al terrorismo de derecha.

Esos puntos ciegos aún no han sido iluminados, dijeron habitantes de Zwickau a DW, quienes relataron que vándalos cortaron el mes pasado el primer árbol conmemorativo en la ciudad. Mientras, el partido populista de derecha Alternativa para Alemania (AfD) continúa ganando impulso en la región.

Estas denuncias, junto con el hecho de que la conmemoración de Merkel no estuvo abierta al público y no incluyó a los familiares de las víctimas, arrojan una sombra sobre un evento destinado a ayudar a una nación a sanar.

Gamze Kubasik, cuyo padre, Mehmet Kubasik, fue asesinado por la NSU en 2006, criticó el manejo del monumento en un comunicado publicado por su abogado. "Por supuesto que creo que es bueno recordar el asesinato de mi padre y recordarle a la gente en Zwickau que los neonazis de la NSU podrían seguir asesinando personas tranquilamente durante años. Pero me parece indignante que nadie me haya preguntado de antemano como hija (de una víctima), o informado, o incluso invitado a la inauguración", expresó.

Varios vecinos se hicieron eco de sus sentimientos. "¿Por qué no fueron invitados? ¿Por qué no pudieron participar los residentes?" preguntó Ernesto, de 76 años, un pensionista de Zwickau que retuvo su apellido por motivos de privacidad. "Es una debilidad de este gobierno alemán. No es de extrañar que el sentimiento de la gente se esté moviendo hacia la AfD", manifestó.

Kubasik también relacionó el manejo del evento con la forma en que la investigación del asesinato fue abandonada. "También creo que la canciller tiene miedo de enfrentar nuestras preguntas y acusaciones. En aquel entonces, ella nos prometió aclarar las cosas por completo. Eso no ha pasado hasta ahora. Probablemente por eso no nos invitaron".

Otros aplaudieron a la canciller por ajustar su agenda a la ceremonia. "No se trata solo de la NSU, se trata de luchar contra las fuerzas en la sociedad que le dieron paso", dijo Barbara Schumann, de 70 años.

La educación primero

La clave para hacerlo es comenzar discusiones sobre el extremismo de derecha y el racismo desde el principio, opinó la residente local Heige Klix, de 58 años. "Educación. Tenemos que comenzar desde jóvenes", aseguró. "No se está haciendo lo suficiente en esa área", insistió, al citar los "impactantes" resultados de las elecciones regionales de la semana pasada en el vecino estado de Turingia,donde la AfD ganó un cuarto de los votos y experimentó un nuevo apoyo de los menores de 25 años.

Jakob Springfeld, un estudiante local de 17 años que habló después de la canciller en el evento, reflejó ese sentimiento y pidió un centro de educación y documentación en Zwickau sobre la ola de terror de la NSU. "Esperamos que no sea solo que hayamos plantado árboles", dijo. "Zwickau necesita demostrar que somos más que problemas nazis".

rrr/rml

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 02:32

Un atentado antisemita causa dos muertos en Alemania

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema