Angela Merkel obtiene una tregua, pero no gana la batalla | La prensa opina | DW | 30.09.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Angela Merkel obtiene una tregua, pero no gana la batalla

Ayer jueves (29.09.2011) el Parlamento alemán votaba la ampliación de las ayudas a Grecia. Una prueba de fuego para la canciller, Angela Merkel, el Gobierno germano y el conjunto de la zona euro, que comenta la prensa.

German Chancellor Angela Merkel reacts during the debate about the eurozone bailout fund at the German parliament Bundestag in Berlin, Germany, Thursday, Sept. 29, 2011. German lawmakers are expected to approve new powers Thursday for the eurozone bailout fund in a major step toward tackling the bloc's sprawling sovereign debt crisis. (Foto:Markus Schreiber/AP/dapd)

La canciller alemana, Angela Merkel, durante el debate parlamentario de este jueves (29.09.2011).

Neues Deutschland, de Berlín: “La canciller alemana, Angela Merkel, ha logrado en la votación acerca de la ampliación del fondo de rescate europeo (FEEF) la mayoría absoluta. […] Sin embargo, el escepticismo acerca del curso que ha tomado en esta crisis es mayor de lo que este votum deja entrever. En los sondeos realizados hace pocas semanas se contaban todavía 25 disidentes [diputados de las filas propias dispuestos a votar en contra]. Algunos de ellos decidieron finalmente seguir la línea del Gobierno, sobre todo por miedo a nuevas elecciones, que reducirían el poder de la Unión [CDU/CSU] y el FDP. A la coalición se le ha otorgado un plazo de gracia. Las reservas crecerán, también en las filas gubernamentales, a medida que los países de la zona euro endeudados no avancen y la situación continúe empeorando. Si el Ejecutivo actual logrará sobrevivir hasta los comicios de 2013 se decidirá en los próximos debates sobre el mecanismo permanente de estabilidad europeo (MEDE)”.
 
Schwäbische Zeitung, de Baden-Wuttemberg: “Mirándolo fríamente, a Merkel se le concede un respiro. Al contrario que sus predecesores [Willy] Brandt, [Helmut] Kohl y [Gerhard] Schröder, la canciller ni siquiera ha tenido que recurrir al voto de confianza, el método de tortura para los miembros de coaliciones disgustados e inconformes con la opinión de la mayoría. Algunos parlamentarios han sido, de una manera u otra, llamados al orden. Las manifestaciones hacen suponer que se ha ejercido una presión incómoda y considerable. […] Pero una cosa debería quedar clara: con la convincente mayoría alcanzada en el Bundestag -¿a quién le importa a este respecto cómo haya votado el partido La Izquierda?- no se han salvado ni euro ni el Gobierno.”
 
En peligro Europa, y el sistema occidental
 
Süddeutsche Zeitung, de Múnich: “Si Alemania se retirara hoy de la financiación de esta crisis, amenazaría un futuro incierto. Así que sigamos. Pero, ¿hasta dónde? Quien esté a favor de inundarlo todo de dinero repetirá un error del pasado. Economía en lugar de política: eso ya fracasó cuando se introdujo el euro. Reproducir la secuencia, por ejemplo adoptando bonos de alcance europeo, sería imperdonable. Los países que viven por encima de sus posibilidades no deberían recibir más fondos. Los bancos que llevan a cabo negocios sucios tendrían que ir a la bancarrota sin poner en peligro todo el sistema. Construir las estructuras necesarias para esto es tarea de la política”.
 
Die Welt, de Berlín: “Europa está, de eso no queda ninguna duda, en peligro. No porque los ciudadanos no la quieran, sino porque no la entienden. Porque no la reconocen. Porque ya nadie les explica para qué sirve, cuál debe ser su forma futura y cómo es el camino que lleva a ella. Europa tiene que ser, no hay alternativa, se escucha en los despachos de los responsables europeístas. Pero puesto que los gobernantes consideran la maquinaria europea tan titánica, muchos han perdido la esperanza de poder hacérsela entender a sus soberanos. Ignorar al ciudadano porque no comprende parece ser la nueva divisa. Es posible que así se gane tiempo, pero también se pone en juego Europa, su reputación, su futuro”.
 
Mitteldeutsche Zeitung, de Halle, en Sajonia-Anhalt: “El que una gran mayoría haya votado a favor de ampliar el rescate del euro no significa mucho. Los diputados tenían que decidirse. Pero la inseguridad acerca de cuál es el camino correcto no es entre ellos menor que entre el resto de la población. Argumentos científicos existen para justificar prácticamente todas las opiniones. Las disonancias internacionales, sin ir más lejos las que reinan entre Europa y Estados Unidos, demuestran que son muchas las verdades y las formas de ver las cosas. Lo destacado de esta crisis es que ante ella no se puede aprender del pasado. Es nueva, porque es global, y amenaza con poner en entredicho el sistema económico, político y social occidental. Ahora es fácil decir que no se debería haber aceptado a Grecia en el grupo del euro. Pero eso no nos lleva a ningún lado”.
 
LB/ dpa
Editor: Enrique López

DW recomienda