Ampliación de la UE: ¿Negociar con los Balcanes? | Europa | DW | 06.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ampliación de la UE: ¿Negociar con los Balcanes?

La Comisión de la UE tiene una meta ambiciosa. Quiere abrir una ronda de ampliación para que se adhieran más países de los Balcanes occidentales hasta 2025: un plan con muchos obstáculos.

Las banderas de Serbia y Montenegro.

Las banderas de Serbia y Montenegro.

En la UE no tienen muchas ganas de continuar ampliándola, después de haber acogido a trece estados de Europa Central y Oriental hace diez años. La Comisión Europea tiene, por su parte, un plan propio: la ampliación en 2025 con países de los Balcanes occidentales.

Bruselas tiene metas ambiciosas

Desde 2012 están teniendo lugar negociaciones de adhesión con Montenegro. Desde 2014, con Serbia, el candidato más grande. Ambos tienen muchas posibilidades. Sin embargo, Serbia tiene que superar algunos obstáculos, como su envenenada y complicada relación con Kosovo, la criminalidad organizada, la corrupción, el dudoso Estado de derecho y la reducida libertad de expresión.

También el minúsculo Montenegro tiene problemas similares. Con solo 600.000 habitantes, es miembro de la OTAN desde 2017. Su problema es, sobre todo, la administración corrupta. Ambos países no cumplen con los requisitos necesarios.

"No hay atajos", dijo el comisario europeo de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn. ¿Cree que hasta 2025, los países serán más democráticos, competitivos y con un Estado de Derecho más sólido? "Es posible, si no, no lo hubiésemos propuesto. Lo más importante es importar "estabilidad” a la región, para no importar inestabilidad desde allí”, explicó.

Johannes Hahn, comisario europeo de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación de la UE.

Johannes Hahn, comisario europeo de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación de la UE.

Dudas por las fechas de adhesión

Berlín reaccionó de manera contenida por las fechas propuestas por Bruselas. El diputado europeo cristianodemócrata David McAllister prometió que los candidatos a la adhesión tienen que cumplir con los duros criterios de la UE sin excepción. Se tendrá muy en cuenta que los países candidatos cumplan los fundamentos europeos: "Estado de Derecho, reconciliación y buenas relaciones con los países vecinos”, dijo.

Esta vez, los pasos a seguir son concretos. Se trata de un plan de seis apartados, en el que se elaboran los puntos desde el Estado de derecho hasta la reconciliación con el vecino. Sobre todo, existe la exigencia de introducir valores europeos, porque no solo se trata del desarrollo económico de los Balcanes occidentales, sino también de su desarrollo político.

El presidente de la Comisión de la UE, Jean-Claude Juncker, explicó la controvertida fecha de 2025: "Se trata de una fecha para animar” a los países a realizar las reformas necesarias. Este prometió que no se adherirá a la UE un país con problemas fronterizos sin aclarar. Juncker recordó el conflicto abierto entre Croacia y Eslovenia por la frontera común y la península de Pirán. El gobierno croata rechazó en 2017 una sentencia arbitral internacional, a pesar de la presión ejercida por Bruselas.

Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia Montenegro, Macedonia y Kosovo.

Parte del Balcán Occidental: Eslovenia, Croacia, Bosnia y Herzegovina, Serbia, Montenegro, Macedonia y Kosovo.

Sin reformas no hay adhesión

Para Serbia significa regular su destrozada relación con Kosovo. La UE tampoco quiere importar el problema entre Grecia y Macedonia por un topónimo. Si se soluciona, Macedonia podría pertenecer al segundo grupo de candidatos, que negociaría con la UE, además de Albania, Bosnia y Kosovo.

Diplomáticos de la UE ven el camino hacia la reforma sin ilusiones: "Antes de la ampliación tenemos algo de influencia, durante las negociaciones tenemos mucha influencia y tras la negociaciones, ninguna”. Como estímulo, en los próximos años hay más dinero: 500 millones de euros para los Balcanes occidentales. La cifra podría aumentar.

Intereses estratégicos

Hay argumentos estratégicos tras la iniciativa de adhesión. La UE teme que dichos países sucumban a la creciente influencia de Rusia y China. Toby Vogel, del Center for European Policy Studies, piensa que se corre el riesgo de que una adhesión a la UE podría debilitar las bases de poder de los gobernantes, como el serbio Aleksandar Vukic, y "los otros hombres fuertes de los Balcanes”. 

Además, con ellos entraría a la UE gente "que tiene una ideología y un temperamento muy similar al húngaro Viktor Organ. El nacionalismo y el populismo podrían recibir un espaldarazo. Por ello es muy importante que la UE vaya en serio con sus criterios y reglas democráticos", dijo Vogel.

Barbara Wesel (RMR/ER)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad