Amplía Cuba apertura en la importación y compraventa de vehículos | América Latina | DW | 19.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Amplía Cuba apertura en la importación y compraventa de vehículos

Ya no será necesaria la Carta de Autorización emitida por el Estado para comprar y vender motocicletas, autos y buses. Se amplía así el decreto que en 2011 eliminó la prohibición para comerciar vehículos.

El Gobierno de Cuba amplió la flexibilización de la venta minorista de vehículos nuevos y usados. Se eliminará el permiso estatal que los particulares necesitaban para la compra en las empresas comercializadoras autorizadas, según informaron medios cubanos.

La apertura se suma a la serie de reformas presentadas a lo largo de los últimos años por el gobierno de Cuba, y fue aprobada este miércoles por el Consejo de Ministros.

"Se libera la venta minorista de motos, autos, paneles, camionetas y microbuses, nuevos y de segunda mano, para las personas naturales cubanas y extranjeras residentes en el país, así como para las personas jurídicas extranjeras y el cuerpo diplomático", reza la iniciativa aprobada.

Las nuevas regulaciones para la importación y comercialización de vehículos serán publicadas en la Gaceta Oficial próximamente. El diario Granma adelantó que la "venta liberada se irá implementando de manera gradual y paulatina" en la red minorista, controlada por el Estado.

Apertura gradual

En 2011 un decreto gubernamental ya había puesto fin a cinco décadas de prohibiciones y límites para las transacciones de vehículos. Entonces se autorizó a cubanos y extranjeros residentes a comprar y vender automóviles a título particular.

Sin embargo, en aquel entonces se mantuvieron restricciones para que los cubanos compraran automóviles totalmente nuevos a través del mercado comercial: el Gobierno se reservó el control de esas adquisiciones al exigir un permiso otorgado por el Ministerio de Transporte a ciudadanos específicos.

Requerimiento “obsoleto”

El Granma reconoce este jueves que la obligatoriedad de dicho permiso se probó "inadecuada y obsoleta". El requerimiento "burocrático" alimentó en los hechos la "especulación y enriquecimiento".

"Se ha podido comprobar, además, que a través de internet se realizaban ventas de las referidas cartas incluso antes de comprar el vehículo", agregó el diario.

La medida dará prioridad a quienes ya poseían esas "cartas de autorización". Los precios minoristas serán fijados por el Estado y se ubicarán en niveles "semejantes" a los del mercado entre particulares.

"Con el ingreso recaudado se creará un fondo destinado especialmente al desarrollo del transporte público en todo el país", subrayó el periódico.

También se dará prioridad a la venta de bicicletas con precios favorables para promover su uso.

Las reformas tienen un objetivo claro, diceel rotativo: fomentar "una nueva fuente de ingreso para el desarrollo del transporte público, lo cual es una prioridad del Estado cubano".

EL(reuters, EFE)

Enlaces externos