Amnistía Internacional acusa a EE.UU. de crímenes de guerra en Pakistán | El Mundo | DW | 22.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Amnistía Internacional acusa a EE.UU. de crímenes de guerra en Pakistán

En vísperas de la reunión que mantendrán mañana (23.10.2013) el primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, con Barack Obama, Amnistía Internacional hizo público un duro informe sobre actuaciones de EE.UU. en Pakistán.

Un demoledor informe hecho público hoy (22.10.2013) por Amnistía Internacional (AI) asegura que Estados Unidos llevó a cabo "crímenes de guerra" en Pakistán con aviones no tripulados y debe responsabilizarse por ello. Según AI, Alemania habría colaborado con EE.UU. proporcionándole informaciones recabadas por sus servicios secretos. El reporte de la organización de defensa de los derechos humanos con sede en Reino Unido fue difundido en vísperas de la reunión que mantendrán el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la cual se estima que el uso de drones será uno de los temas prioritarios en la agenda.

El informe documenta asesinatos en las áreas tribales del noroeste de Pakistán. Algunos de esos hechos podrían ser calificados de crímenes de guerra o ejecuciones extrajudiciales, indicó AI. Las personas en las regiones tribales viven con un temor constante de ser blanco de esos aviones no tripulados, según el

informe titulado "¿A quién le tocará después? Drones de Estados Unidos atacan en Pakistán". AI criticó duramente a Estados Unidos por una "casi total ausencia de transparencia" en el programa de los drones. "El secreto que rodea el programa de drones otorga a la administración de Estados Unidos una licencia para matar más allá del alcance de tribunales o estándares básicos de la legislación internacional", indicó Mustafa Qadri, investigador de Pakistán para AI. En un comunicado, Qadri se pregunta "qué esperanza de reparación para las víctimas de los ataques con aviones no tripulados y a sus familias puede haber si Estados Unidos ni siquiera admite su responsabilidad de ataques particulares".

Cualquiera es sospechoso

En el informe, el grupo revisó 45 blancos conocidos de los ataques en Waziristán del Norte entre enero de 2012 y agosto de 2013. La región ha sufrido más ataques que cualquier otra zona de Pakistán. Además, recogió información de campo detallada de nueve de los 45 ataques. Una abuela de 68 años, Mamana Bibi, fue asesinada en octubre de 2012 en un ataque doble, aparentemente con un misil Hellfire, mientras estaba cosechando vegetales en los campos rodeada de algunos nietos, indica el informe. En julio de 2012, 18 trabajadores, incluyendo un adolescente de 14 años, fueron asesinados en varios ataques contra un pueblo, cerca de la frontera con Afganistán cuando se estaban saludando antes de cenar tras la jornada de trabajo.

El informe sostiene que estos asesinatos se deben a ataques en los que la identidad de las víctimas es desconocida, pero su edad, género y comportamiento parecen sospechosos. Este tipo de operaciones se incrementó durante la administración de Obama. "Cualquiera que se deje barba, tenga un arma y conduzca un automóvil es susceptible de ser considerado un combatiente talibán", indicó el informe, citando a un habitante de Esso Khel, una de las áreas que más ataques con aviones no tripulados sufrió en Waziristán del Norte. "Pero aquí todos los hombres portan un arma, por lo que uno no puede decir quién es talibán y quién es simplemente un residente del pueblo", dice el reporte. El grupo también documentó casos de "ataques contra rescatistas", en los cuales, quienes corren a ayudar a las víctimas de los drones, son a su vez blanco de un segundo ataque. Estados Unidos continúa confiando en la doctrina de una "guerra global" para intentar justificar una guerra sin fronteras contra la red Al Qaeda, los talibanes y aquellos que consideran aliados de estos, indica el informe de AI.

Secretismo en el programa de drones

El secreto que rodea el programa de los drones "permitió a Estados Unidos actuar con impunidad y bloquear que las víctimas reciban justicia o compensación", señaló la organización. "Por lo que Amnistía Internacional sabe, ningún funcionario estadounidense fue responsabilizado alguna vez por los asesinatos ilegales por drones en Pakistán". "Los aviones no tripulados desplegados por Estados Unidos sobre Pakistán infunde el mismo temor en las personas de las áreas tribales que en el pasado se asociaban solo con Al Qaeda y los talibanes", dijo Qadri.

AI instó a las autoridades estadounidenses a asumir los hechos y presentar los fundamentos legales para los ataques con los drones. "La comunidad internacional debería oponerse a los ataques de Estados Unidos con aviones no tripulados y otros asesinatos que violan la ley internacional, y abstenerse de cualquier manera de participar en los ataques de Estados Unidos con los drones que violan la ley internacional, incluyendo el compartir (información de) inteligencia o instalaciones", indica el reporte. En mayo, Obama confirmó por primera vez oficialmente la existencia del programa de los drones, defendió la política como legal y estableció nuevos pasos para que el plan sea transparente.

MS (dpa/deutschlandfunk/afp)

Publicidad