Aloha - El espíritu de Hawái | ZonaDocu | DW | 28.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ZonaDocu

Aloha - El espíritu de Hawái

Chicas hula, atractivos jóvenes surfistas y playas blancas: Hawái es objeto de culto. Millones de turistas viajan allí en busca del paraíso del Mar del Sur y el "Aloha", el aliento de vida. Aloha significa sencillez, respeto y amistad. El reportaje muestra los desiertos de lava en la Isla de Hawái, los surfistas en las playas de Maui, la selva de Kauai y la legendaria playa de Waikiki en Honolulu.

Ver el video 42:34

El verdadero espíritu de Hawái se manifiesta en la forma de vida de muchas personas de las islas. David, por ejemplo, es un chico de playa de Waikiki desde hace 30 años: Cada día, a partir de las 6 de la mañana, se le encuentra en la legendaria playa de Honolulu, a pesar de que actualmente la playa se ha convertido en una especie de atracción en la que se hacinan los complejos hotelero. David ama esta playa. Zig Sane puede hablar mucho de lo que ha cambiado Hawái a través del turismo. Este hombre vigoroso vive en la más grande de las islas del archipiélago, la isla de Hawái. En la década de 1970, Sane comenzó a confeccionar camisas hawaianas tradicionales. La camisa hawaiana se convirtió en un éxito y, más tarde, acabó siendo una parodia barata de poliéster para los turistas. Sin embargo, Zane cose con telas y estampados tradicionales. Este hombre de 65 años es hoy una leyenda de la isla; sus camisas se han convertido en codiciados clásicos que representan el verdadero espíritu de Hawái. Ocean Ramsey, una bióloga marina de 30 años, también vive el espíritu de Hawái. Ramsey tiene proyectos por todo el mundo, pero suele pasar el mayor tiempo posible en el norte de Oahu. Aquí bucea, sin protección alguna, junto a grandes tiburones blancos, y ha dedicado su vida a estos animales a los que considera estigmatizados, y a la protección del océano. En el pequeño poblado de Waimanalo, Bumpy Kanahele y su sobrino Brandon luchan por que Hawái retorne a sus orígenes. "No queremos que se nos obligue a ser estadounidenses", dicen, y viven en su aldea incluso con su propia constitución hawaiana.