Alivio y escepticismo tras victoria de Mariano Rajoy en España | Europa | DW | 21.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alivio y escepticismo tras victoria de Mariano Rajoy en España

Los socialistas españoles son el 5° Gobierno de la eurozona que cae a causa de la crisis de deuda. Lo que está por demostrarse es si el nuevo Gobierno podrá librar a España y Europa del abismo. Alemania ofrece ayuda.

default

Mariano Rajoy, el próximo presidente de España.

La canciller alemana, Angela Merkel, felicitó al presidente electo del gobierno español, Mariano Rajoy, a quien prometió su ayuda para superar la grave crisis en la que está inmersa España, dijo el portavoz gubernamental alemán, Steffen Seibert. Alemania espera además, seguir desarrollando con el líder conservador hispano las "excepcionales relaciones bilaterales que mantiene con España”, agregó Seiberts citando a la canciller alemana.

La canciller Angela Merkel, el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y el nuevo primer ministro italiano, Mario Monti, mantendrán una reunión el próximo jueves, probablemente en Estrasburgo, en la que, hasta ahora, no estaba confirmada la presencia de Mariano Rajoy.  

En dicha reunión, los mandatarios "profundizarán" la forma de cómo aplicar lo antes posible las reformas acordadas por la Unión Europea y el G-20 para hacer frente a la crisis.

Jefe de eurozona pide a España “pasos creíbles”

Spanien Wahlen Konservative Partei

Júbilo del Partido Popular.

Por su parte, el jefe del eurogrupo, Jean-Claude Juncker, pidió a España un "claro esfuerzo" de ahorro y consideró que la llegada del conservador Mariano Rajoy al gobierno no bastará por sí sola para resolver la crisis. "Los cambios de gobierno no modifican la situación problemática", alertó el también primer ministro luxemburgués en la ciudad alemana de Maguncia.

"Los nuevos gobiernos tanto de Grecia (...) como de España deben emprender pasos creíbles de consolidación para que la situación vuelva a tranquilizarse". Según Juncker, el aplastante triunfo del Partido Popular de Rajoy en las elecciones generales de este domingo no alcanzó para tranquilizar a los mercados porque ya se daba por hecho.

Ironías de la vida...política

En otro sentido, Markus Ferber, europarlamentario de la Unión Cristiano-Social (CSU), partido del gobierno de coalición de Merkel y miembro de la Comisión Económica del Parlamento de Estrasburgo, dijo a la estación alemana de radio, Deutschlandfunk, de Colonia que “ahora la principal tarea del nuevo gobierno español será la de crear nuevos centros de crecimiento”.

Una gran ventaja surgida de los votos recibidos por el PP ve Ferber en la nueva composición del gobierno español: “Rajoy no dependerá de ningún partido regional para implementar las reformas que necesita España”. Ferber trae a cuento los constantes obstáculos puestos por los partidos regionales, sobre todo los catalanes y del País Vasco que estaban más interesados en sacar partido para su región que un adelanto de los asuntos nacionales. “Por lo que en este contexto, Rajoy puede partir de condiciones favorables para volver a hacer crecer la economía española”, conlcuye el político bávaro.

Infografik Regierungswechsel in Europa SPA

Infográfico: la crisis como factor de cambio político en Europa.

Pero la elección del político Mariano Rajoy al máximo cargo del país tiene una ironía: “Su partido conservador votó en contra del plan de austeridad de Rodríguez Zapatero, con lo que, probablemente, ganó muchos votos que le facilitaron el triunfo. Ahora empero, que tiene que actuar como Jefe de Estado,  tiene que implementar justamente lo que otrora se negara a apoyar".

Los mercados no tragan entero

Y las cosas no empiezan tan bien como muchos desean. Después de menos de 24 horas del anuncio de Mariano Rajoy de que “no iba a hacer milagros”, parecen cumplirse sus palabras porque, en efecto, su “histórico triunfo” no emocionó a los corredores de bolsa, bancos e inversionistas.

La crisis de deuda de la zona euro volvió a atacar este lunes 21 de noviembre, pese la clara victoria electoral de los conservadores españoles, comprometidos con una mayor austeridad fiscal. La mayoría absoluta del Partido Popular no dio ningún respiro a los mercados financieros, que se ven cada vez más alarmados por la ausencia de un freno efectivo al colapso de los mercados de deuda soberana.

Las primas de riesgo sobre los bonos gubernamentales españoles, pero también sobre los italianos y franceses subieron porque los inversionistas buscaban refugio en la seguridad de los bonos alemanes, mientras que las acciones europeas caían más de un 2 % luego de que Moody's advirtiera que la calificación crediticia de Francia enfrenta nuevos peligros.

Nadie presta dinero si no confía en quien lo necesita

Proteste im Bankenviertel Frankfurt

Centro bancario de Fráncfort del Meno, sede del Banco Central Europeo (BCE).

"Esta crisis está golpeando el corazón de la zona euro. No deberíamos hacernos ilusiones al respecto", dijo el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios europeo, Olli Rehn. A propósito, Rehn defendió el activismo del órgano ejecutivo de la Unión Europea respecto a las medidas de austeridad, que suelen ser acusadas de ahogar el crecimiento y el empleo.

"Uno no puede simplemente construir una estrategia de crecimiento acumulando más deuda, cuando la capacidad de cumplir con la deuda actual es cuestionada por los mercados", dijo Rehn en un seminario en Bruselas. "No se puede obligar a los acreedores extranjeros a prestar más dinero, si no tienen la confianza para hacerlo", agregó.

Sea como sea, la mayoría de los españoles depositó todas sus esperanzas en Mariano Rajoy, más conocido por sus “eternas derrotas” que por sus logros. Ahora ha demostrado que también puede ganar. ¿Podrá también gobernar?

Autor: José Ospina-Valencia

Editor: Enrique López 

DW recomienda

Publicidad