Alivio en París: el Sena comienza a decrecer | Europa | DW | 05.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alivio en París: el Sena comienza a decrecer

París vio este sábado (4.06.2016) con alivio, aunque todavía en estado de vigilancia, cómo las aguas del Sena empezaban a perder altura a su paso por la capital francesa, tras alcanzar unos niveles inéditos desde 1982.

Tras reunirse con su equipo en el Ayuntamiento, la alcaldesa de la capital gala, Anne Hidalgo, señaló que la situación se ha estabilizado en la ciudad y que se asiste a un comienzo de decrecida del Sena, aunque insistió en la necesidad de continuar vigilantes en los próximos días.

En torno a las 03.00 hora local (01.00 GMT), la estación de control de Austerlitz, en pleno corazón de la ciudad, arrojaba un dato de 6,09 metros, el tope al que han llegado las aguas pero aún lejos de los 7,30 metros que suponen la entrada en vigor de la alerta roja.

Catorce horas más tarde, a las 17.00 (15.00 hora local), el servicio de prevención de crecidas, Vigicrues, informaba de que el nivel había bajado de los seis metros para colocarse en 5,99. Lo peor, pues, parece haber pasado para la Ciudad de la Luz.

Las autoridades cuentan con que el descenso sea muy paulatino y no se acelere hasta después del fin de semana, siempre y cuando las nuevas lluvias que se prevén no sean tan torrenciales como las registradas a lo largo de los últimos días.

Los turistas, mientras tanto, continuaron haciendo de la necesidad virtud. A la vista de que muchos de los museos más visitados de París como el Louvre, el Orsay o el Grand Palais permanecerán cerrados hasta el martes, pocos quisieron perderse la oportunidad de retratar con sus cámaras un momento histórico como este.

Aunque la calma regresa a París, el balance de las inundaciones en toda Francia es duro, como reconoció el primer ministro, Manuel Valls, que informó de que cuatro personas han muerto y otras 24 han resultado heridas desde su comienzo.

El jefe del Ejecutivo agregó que el número de personas que han tenido que ser evacuadas como consecuencia de las crecidas supera las 20.000, de las cuales 17.500 residen en la región de Ile-de-France, que incluye a París y sus alrededores.

Ahora la preocupación se ha trasladado al departamento de Seine Maritime, cauce abajo del Sena, que esta tarde fue declarado en alerta roja entre las ciudad de Ruán y Elbeuf como precaución ante posibles desbordamientos. Se espera que el nivel de la crecida alcance su mayor altura en ese lugar en esta madrugada del sábado al domingo (efe).

Publicidad